viernes, 1 de agosto de 2008

SUR




Me voy al Sur. A Sanlúcar de Barrameda. Para mí el Sur es algo más que un punto cardinal. Es una manera de sentir, una manera de vivir, una manera de emocionarse y sobre todo una manera de relacionarse. Se ha hablado en ocasiones de Andalucía la Baja, para referirse a ese triángulo mágico de las provincias andaluces de Sevilla, Cádiz y Huelva o Sevilla, Huelva y Cádiz y su proximidad al Atlántico. Porque Sevilla tiene el Guadalquivir, con sus marismas a muy pocos kilómetros.

Dejemos la palabra a mi querido abuelo Adriano del Valle:

“ Riberas de juncos, cañaverales, chumberas y espigones. Esteros, caños, lucios, islas mínimas por entre las que el Guadalquivir comienza a desaguar los atanores de sus huertas, desalando, con las mareas bajas, las acequias de los naranjales de tierra adentro.

Pero ya vuelve otra vez el rio a desandar sus pasos sobre las huellas que se dejó olvidadas entre el légamo de las orillas. Ya vuelve otra vez a uncir el contrapelo de su corriente al yugo de los puentes romanos, trayendo al paladar de los peces de agua dulce un vivo regusto del mar salobre.

Y en la frontera del cangrejo y la naranja, en la divisoria de la medusa y la adelfa, el pez fluvial se cruza con aquél otro, extranjero en sus aguas, que perdió el rumbo a la altura de los bajos de Salmedina con seguro riesgo de encallar en las redes de los camaroneros de San Juan de Aznalfarache.

……..

Y es aquí en la vastedad de las marismas del Gualdalquivir, donde Villalón asimiló para su arte los elementos poéticos de la fauna y una flora euroafricanas "(1)

Todo esto y mucho más podemos ver, sentir y oler en este Sur maravilloso occidental español. Donde las estrellas sean quizá más relucientes y en ocasiones parece que nos dicen algo. Yo he llorado bajo unas palmeras con una copa de manzanilla en la mano brindando con un amigo, e imaginando que nuestros padres podrían habitar alguna de esas estrellas.

Andalucía es el día, el sol, la arena y la sal. Pero también la luna….

Oigamos ahora a Ramón Gómez de la Serna

“ Un día por fin apareció a mi vista Adriano del Valle, grandullón, estentóreo de risa. Tal y como me lo había imaginado.Queria enseñarme la luna de Sevilla, la luna de Huelva, la luna de Cádiz.

Y en cada luna – me dijo – notará que la “manzanilla” sabe de distinta manera”. (2)

Sanlúcar es la tierra de la manzanilla. Sólo en sus ya centenarias bodegas se puede criar este delicioso vino, que ha de beberse siempre que se pueda en cristal y con una buena compañía y si nos podemos dar el lujo con un inocente langostino del lugar.

Volveré a ese Sur Maternal para mí y desde la orilla del Guadalquivir antes de hacerse playa, mirando a la orilla onubense, me acordaré de nuevo de Ella la princesa rubia que encontró a su príncipe moreno, y volveré a sentir en mi rostro una brisa mitad marina, mitad fluvial que me acerque un poco más a su Eternidad.



(1) Adriano del Valle. Postrimerías de Fernando Villalón.Heroe del Arpa y la Garrocha. en Adriano del Valle. 1895- 1o957.Antología.
(2) Ramón Gómez de la Serna. Nuevos Retratos Contemporaneos.1945.

14 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Ya sabes cuánto me tira a mí el Sur. Yo no tengo raíces, ni vínculos sentimentales que hagan que aquella tierra me atraiga tanto. Mi memoria sólo se remonta a hace unos pocos años que por casualidad me dejé caer por allí y desde entonces ya no puedo pasar mis vacaciones en otro sitio.
Después de conocer varias provincias, la mía es Cádiz. El Atlántico, las playas larguísimas tan poco masificadas, la arena finísima, el aire que se respira allí... incluso el viento de Levante me gusta, con lo molesto que es...

Disfruta el doble de todo. Por tí y por mí.

Un beso, buen viaje y hasta la vuelta Onda. Te espero por aquí

Ç*+*?

ONDA dijo...

Gracias Dalila, hasta septiembre, como dice la canción de Earth, Wind & Fire. No será una mala píldora para la depresión postvacacional Mejor ni pensarlo.
Besos Y juro que disfrutaré Soy un disfrutón cuando lo paso bien.

Cristina dijo...

Desde el Sur te deseo muchas copas de manzanilla compartidas, y si quieres visitar tu Huelva, mi Huelva, ya sabes dónde y cómo encontrarme (siempre tengo manzanilla en la nevera, por si acaso).

ONDA dijo...

Espero que sea Solear...
Gracias por el ofrecimiento que es mutuo.
Me encantaría hacer una escapada pero el viaje no es corto desde Sanlucar hasta que hagan el puente que parece que ya está proyectado

Compartimos? dijo...

Pasaba por otros espacios vitales y un comentario tuyo me provoca. Positivamente ,eso si.
Describes tu tierra con orgullo y estilo sensual. Los olores de la mar, las marismas que deseo recorrer en una de esas barcas tranquilas, el toque de la manzanilla bebida en compañia, la proximidad del Atlántico y el Mediterraneo, separados por esas columnas que Hercules figuradamente dejó ancladas.
Punto de partida de descubridores, proximidad con la geografía
de entrada de culturas.
Yo tuve la suerte de vivir en mi niñez en Córdoba, salí de esa hermosa ciudad impregnado de vuestras ansias de vida.
Hasta pronto

Pedro Crespo dijo...

Que disfrutes amigo ONDA de ese Sanlucar siempre amable.

Uno que del mar le gusta recordarlo mas que sentirlo, goza por lo frecuente mas en tierras adentro.

De otro lado difícil encontrar un post tan preñado de amor y respeto como el anterior que nos regalaste.

Hasta que el sol se apague menos tarde y la luna pueda saludarnos antes de ir a descansar, allá cuando el verano este menguado y las vacaciones agotadas. Un abrazo. Pedro Crespo.

ONDA dijo...

Compartimos:

No es Sanlúcar mi tierra aunque el sentimiento con que hablé de ella sin duda te indujo a pensar que así era.
Soy de Madrid, pero como mi madre era de Huelva y mi abuelo de Sevilla me siento aquí como en casa desde que los padres de la que hoy es mi mujer me invitaron a pasar las vacaciones de agosto.
Es por lo tanto mi tierra materna, sin haber nacido en ella.
Hasta pronto.

ONDA dijo...

Estimado Pedro:
No sólo del mar como bien dices está cargado el Sur: Tambien de los paisajes tan bien descritos por Adriano y ahí tu eres inmenso perceptor de la fauna que en ella habita.
Te agradezco más que mucho tu comentario sobre el post anterior.
Dudé como ya dije en los comentarios si publicar o nola foto de mi querida Madre, pero al final pensé que la historia sin esa fotografía ya intemporal quedaba incompleta y me decidí a hacerlo.
En ocasiones debemos hacer caso al corazón...Yo quizás en demasiadas.
Un fuerte abrazo amigo y espero que en otoño podamos saludarnos antes sin embargo te remitiré el libro Telefonía Celeste cargado de la mejor literatura natural.
Que allá donde quiera que pases tus vacaciones sigas viviendo perceptivamente.

Novicia Dalila dijo...

Ç*+*?
Ç*+*?
Ç*+*?
Ç*+*?
Ç*+*?
Ç*+*?
Ç*+*?

(K)

Alfaraz dijo...

¡ Y que viva Bajo de Guía!

.

ONDA dijo...

Alfaraz: Veo que conoces estos lares, la foto debe estar sacada del mismo bajo de guia, donde se disfruta de una de las mejores cocinas de España...

ONDA dijo...

Dalila se tu igualmente de feliz...

ONDA dijo...

Tanta felicidad tambièn para tí Dalila, con ese icono inventado por mí.

Anónimo dijo...

Releo tus comentarios sobre el sur y acuden a mi mente,casi de inmediato,aquellos sentimientos que yo también viví en mi experiencia andaluza,ya que por motivos personales tuve que residir en Sevilla durante unos años.
Allí fue donde conocí el verde verdadero de las encinas en los campos de Jaén,el azúl más azúl de los oceános en los baños de Tarifa,el atardecer más profundo y más rojo de "Puntumbría" como dicen allí,la paz más honda de los paseos en el parque de María Luisa en esos calurosisimos veranos de Sevilla,y el aire a manzanilla,y el sabor a cera quemada de la Semana Santa y el colorido sin medida de la Feria que rompe el mes de Abril en pedazos de cante,baile y alegrias...
Esta tierra tan especial,quizás como pocas otras,dejaron la huella indeleble que hoy perdura en mi,de luz,de aire , de mares y de poesía...Lorca..Machado..Alberti,.Adriano, tantos y tantos más....
permitirme para despedirme un modestisimo intento de poesia que escribí en mi adolescencia.

!Ya es la feria en Sevilla!
qué alegría,mi niña!
mira que el Guadalquivir ya brilla
plateando de luces su orilla.

La giralda,altiva,esbelta
pregona con voces de colores
que la feria es´ta de vuelta
para que el alma olvide sus dolores.

Luces y casetas de alegría
abren el corazon de cada dia
al visitante y al oriundo
con su cariño tan profundo.

Deliriio de sabio taconeo
que el cuerpo acompaña en su meneo
es el baile sincero del sentimiento
el deshaogo del sufrimiento.

Flor andaluza que engalana
el cabello negro de mujer sevillana de sus palmas a borbotones
estalla la sangre de mil canciones.

Ya es la feria en Sevilla
qué alegría, mi niña!

Hasta pronto.
macu