lunes, 1 de febrero de 2016

SAN IGNACIO DE ANTIOQUIA


 
 
Hoy  mi santo, San Ignacio de Antioquía. Mi querido padre nació un día como hoy del año 1923 y por aquél entonces no había duda del santoral y por eso mis abuelos decidieron poner a su quinto hijo con ese nombre.

Era un día muy señalado o en mi casa, porque celebrábamos el cumpleaños y santo de mi padre y el mío.

Poco importaba que no me felicitasen ese día, ya que normalmente se identifica San Ignacio como el de Loyola, más conocido en nuestra tradición católica cristiana.

Sin embargo al parecer fue  San Ignacio de Antioquía, tercer obispo de esta ciudad, el que primero llamó a la Iglesia "católica".

Rememoro hoy como tantas otras veces a aquél que en unión a mi madre me dio la vida.

La fecha del santoral hoy aparece dividida entre esta fecha y la del 17 de octubre, por eso creo que debo ser de los pocos si no el único que celebra, llamándose Ignacio, su santo.

Condenado a muerte durante su traslado a Roma desde Siria, dejó escritas sus cartas como testimonio de su compromiso, sufrimiento, y en definitiva de su Fe.

Os dejo este otro enlace como muestra de algunas de las manifestaciones artísticas que su figura ha generado, gracias a este magnífico blog.

Desde este santoral en cierto modo solitario mi oración al Santo y a mi querido padre ya que quizá más que orar por los seres queridos que han fallecido, deberíamos tenerles ya en gloriosa santidad. Espero que así sea.

miércoles, 11 de febrero de 2015

UN AÑO DE AMIGOS DEL DESIERTO

Se suele decir, a medida que va pasando el tiempo, que un año no es relevante en la vida de las personas. Creo sin embargo que para los que hemos tenido la fortuna de conocer a Pablo D' Ors que nos ha dado la oportunidad de formar parte de este grupo de Amigos del Desierto, este último año ha sido vital en nuestras vidas. Cada uno de nosotros podrá dar testimonio de lo que ha supuesto comenzar con la nueva forma de vida que supone la meditación contemplativa cristiana. Creo que todos coincidiremos que ha supuesto el inicio de un camino para ser ni más ni menos que mejores personas, con nosotros mismos, y sobre todo con los demás, proyectando lo que somos en aquellos que nos rodean, sobre todo de las personas que tenemos cerca, de nuestros familiares y amigos. Hace pocos días, en la misa por un amigo ausente, el sacerdote, nos dio al finalizar unas reflexiones sobre el amor y la amistad. Los dos pilares básicos de la existencia. Y entre ellas he elegido ésta que comparto hoy con vosotros. “No hay amor ni amistad puramente estériles. Estos dos sentimientos no pueden permanecer permanentemente ociosos: obran o no existen”. Que nuestra permanencia en este grupo de Amigos del Desierto, produzcan en nosotros la transformación necesaria para que amemos más y mejor, y en definitiva que podamos dignamente hasta el final de nuestras vidas cumplir con el primer mandamiento que nos dio nuestro Señor Jesucristo con su ejemplo. Que nos amemos los unos a los otros como El nos amó. Que así sea

miércoles, 23 de abril de 2014

DIA DEL LIBRO




Retomo esta imagen tomada en Boston hace una semana para recordar este importante día, tras pasear este medio dia por el Barrio de las Letras de Madrid, acompañado por un ejemplar del bueno de don Miguel de Unamuno, al que mi querido padre llamó en uno de sus escritos, nuestro gran pensador atormentado.

Se trata de Inquietudes y Meditaciones que recoge algunos escritos publicados la mayoría de ellos en el Lunes del Imparcial en los primeros años de la decada de los veinte.

No cabe duda de que se trata de un buen libro a los que alude este lema, que viene a decir algo así como que un buen libro es el alimento de un gran espíritu. Frases como esta nos ayudan a seguir en el camino de nuestra vida para intentar seguirlo de alguna manera.

Eligo los escritos agrupados bajo el título "Cuestiones de Momento". En el primero de ellos "Patriotica Cooperación de Obra" dice "La condición primera de esta cooperación, que no necesita sujetarse a programa ni compromisos expresos definidos, es el dejar que cada uno se guie por su propia inspiración y sentimiento propio. Paréceme de una torpeza e ineficacia grandes el que vaya yo a decirle a otro: - no usted no debe hacer eso; usted no debe preocuparse de esos problemas; lo primario, lo urgente aquí es esto otro; lo que aquí hace falta y lo que hay que hacer es esto-, cuando la verdad es que aquí, como en todas partes, hay que hacerlo todo y hace todo falta, y hay una muchedumbre de problemas, y no todos podemos ni debemos ponerlos a unos dejando a otros. Hay que dejar que cada cual haga su obra, y nadie, sin autoridad para ello, debe arrogarse el ministerio de repartidor de los sendos papeles".

Creo que en muy pocas palabras define perfectamente la libertad de pensamiento y de obra. Y más adelante en el mismo escrito leemos : " Los que de uno u otro modo nos encontramos como publicistas en una labor de magisterio público , aleccionando a las gentes o siquiera excitando su curiosidad y despertando en ellas inquietudes mentales, estamos en el deber de provocar una época de crítica, de verdadera crítica, no de censura, de revisión de valores. Y hay, repito, una cooperación que no necesita que nos agrupemos bajo ningún dogma definido y libre él a su vez de crítica".

Tras entrar por unos momentos en el patio de la casa donde vivió Lope de Vega, otro de los grandes, he comprado un pequeño gran libro; pequeño por su formato pero grande por su pensamiento. Se trata de Confianza en uno mismo de Ralph Waldo Emerson.

No he querido sin embargo empezarlo a leer porque me parecía que de alguna manera era posponer a don Miguel, con el que he querido compartir unas horas de este importante día.

Otro día os hablaré de ese otro autor americano por el que me interesé antes de cruzar el océano atlántico. Nacido en Boston en 1803, y cuya filosofía todos deberíamos seguir.

Hoy por el momento me quedo con Unamuno y con su preocupación por el porvenir cultural de España, tan alejada como hace un siglo de lo que él pensaba, de lo que él queria para nuestro bien.

viernes, 14 de marzo de 2014

SINCRONIAS


                                          SCHONSTATT.- Berg Sion



En ocasiones la coincidencia de dos sucesos, el encuentro de dos personas, sin una causalidad aparente provocan en nosotros una reacción que nos da un significado que de una manera aislada no lo tendría. El fenómeno de las sincronías fue estudiado por Carl Jung como algo relevante en la psicología. Creo que algo similar nos ha podido ocurrir a todos nosotros y en otras ocasiones, aunque no de una manera tan clara como ahora, os he hablado de ello.

Tenemos una sensación de que algo ha pasado no por casualidad ni por azar sino porque era preciso para llevarlos a otra situación o a un pensamiento.
Creo que esto es lo que me pasó a mi en relación con esta postal que recibí estando yo en Inglaterra no se si por primera o segunda vez en el mes de julio de 1977. Por la fecha del matasellos 26 de julio quiza ni siquiera estaba yo ya en el destino y me remitieron la postal a Madrid estando yo aquí. En tal caso la sincronía habría sido ya espectacular, porque lo normal es que no hubiera leído la postal y se hubiera extraviado como tantas y tantas cartas o envíos y con ellos tantas y tantas cosas sin decir y sin leer entre los destinatarios.


Pero el caso es que no hace mucho comenzamos a ir a misa en el centro que Shonstatt tiene en Pozuelo muy cerca de mi casa. Me llegó mucho esa primera homilia y al volver a casa e intentar encontrar sin muchas esperanzas esta postal la encontré sin el menor esfuerzo, pese a que pensaba que ya ni siquiera la podría tener. Se volvió a unir mi pasado con mi adolescencia y volví a leer las palabras del padre Jorge que me enviaba tras unos encuentros con aquél movimiento y que después no se el motivo no continuaron tras aquel, ahora tan lejano, verano de 1977.

Pero esa sincronía fue como un reencuentro con Schonstatt, donde mi alma se siente bien y reconfortada con las palabras que escucho de una manera directa, clara y sencilla sobre Jesús y en definitiva sobre como vivir atravesando el camino de la felicidad, del que en demasiadas ocasiones nos apartamos por iniciativa propia o por el dificil entorno que nos rodea.

Aun no me he reencontrado con el padre Jorge porque no recordaba su nombre hasta que he vuelto a encontrar la postal después de tenerla otra vez temporalmente perdida. Pero hace muy pocos días la he vuelto a encontrar. Como también recien cumplido los cincuenta me he acercado al padre Borja, más joven que yo.

Otra sincronia más podríamos decir, cuando al cabo de los años un padre joven guia espiritualmente a alguien mayor que de joven atendía a las reflexiones de alguien no mucho mayor que él.

Ahora mi deseo es volvernos a reunirnos los tres para cerrar el circulo que podríamos llamar espiritual, para que de su mano recorra el camino de la felicidad y rezo a Dios para que así sea.


martes, 31 de diciembre de 2013

Y EL MUNDO DESDE EL GENESIS GIRANDO ...2014


Casa de campo. Diciembre 2013. Foto Onda.



Giran las estaciones lentamente;
 la primavera fue, se va el verano
 y otro otoño, otro invierno nos asalta;
 la rueda del Zodiaco
 gira tambien sus signos con Escorpio,
Aries y Leo, Geminis y Tauro,
con Acuario y con Piscis, Libra y Cancer,
 con Capricornio,Virgo y Sagitario,
 con sus figuraciones y sus simbolos,
las orbitas, los astros
con ambos hemisferios, las esferas...
 Y el mundo, desde el Genesis, girando,
y girara mañana hacia un futuro de millones de años. (1).


 Estos versos pertenecen a la ultima estrofa del ultimo poema que escribio mi abuelo Adriano.
 Y con ellos quiero despedir el año.
Con mis deseos de que el año que en pocas horas comienza sea vivido de la mejor manera que nos sea posible.   Y en cualquier caso con mucho animo...
Y Esperanza.

............................................................................................
(1) Oda Nautica a Cadiz. Imprenta de Salvador Repeto. Cadiz. Otoño.MCMLVII.

lunes, 23 de diciembre de 2013

QUIZA HAYA TENIDO QUE SER ASI

De nuevo Navidad. Presente y pasado casualmente unidos. Un crisma de mi hija Cristina roza el retrato de mi madre. Abuela y nieta que no llegaron a conocerse pero que son como dos gotas de agua. Mi hija me decia desde que era muy pequeña que como yo no tenia... madre que ella era mi hijamadre. Parece que en esta epoca reviven con mayor intensidad los recuerdos de nuestra infancia. Infancia que es el presente de nuestros hijos. Navidades pasadas que rozan nuestra memoria preparando ya la presente. Pienso en los momentos que hubieran podido pasar juntas, como también en los que hubiera podido disfrutar con el resto de mis hijos. Pero de nuevo y como con tantas otras cosas... quizá haya tenido que ser así. Os deseo una muy Feliz Navidad.

viernes, 12 de julio de 2013

VIVIR PARA TRABAJAR ...O TRABAJAR PARA VIVIR

He aquí uno de los grandes dilemas que se nos presentan en la vida llegado el momento de la emancipación, aunque en ocasiones esa emancipación venga de una manera violenta por las circunstancias de la vida. La primera de estas filosofías consiste en volcar nuestras fuerzas, nuestra ilusión y nuestros actos y pensamientos en el trabajo, de tal manera que apenas queda tiempo para lo demás ni los demás. El trabajo o nuestra profesión lo son todo y el resto apenas cuenta. No hay tiempo para el ocio ni para compartirlo con la familia o los amigos. La segunda manera de vivir es considerar que el trabajo es importante en cuanto nos proporciona lo necesario para el sustento pero no constituye un objetivo en sí mismo sino que es algo podríamos decir secundario como si de una herramienta se tratara para alcanzar nuestro objetivo. Y una vez realizado ponemos todo el interés, todas nuestras energías, e imaginación en la vida misma. Podríamos decir que en dedicar nuestro tiempo a los demás o a nosotros mismos. Naturalmente que este razonamiento no sirve para aquellos que no necesitan trabajar para procurarse lo materialmente necesario para vivir, aunque tengan que dedicar un tiempo mínimo a la administración de su fortuna o al menos para sentarse un rato con quien la administra. Quizá sea, paradójicamente, en este tipo de personas en las que encontramos aquélla filosofía de vivir para trabajar. Dos maneras o estilos de vida. Todavía habría una tercera que es la de vivir sin trabajar aunque en la sociedad occidental en la que nos movemos, y fuera de los casos de los “ricos”, a los que nos acabamos de referir, apenas se da. No incluyo aquí a los desafortunados que apenas tienen nada, y que les falta lo necesario para tener una vida digna. Podría pensarse que ante estos dos dilemas, podemos elegir entre uno u otro camino. Pero me temo que en los tiempos actuales, particularmente en España, esta elección no sea del todo posible. Son tan escasas las oportunidades de trabajo que se nos presentan, que nos vemos en la necesidad de aceptar las condiciones, tanto en los trabajadores por cuenta ajena como en el caso de los mal llamados “autónomos”, ya que cada vez me cuesta más asimilar esa pretendida autonomía de los que trabajan por cuenta propia. Ante este actual panorama ¿realmente podemos elegir entre vivir para trabajar o trabajar para vivir?. Creo que cada vez menos. Y pienso también que la balanza se va inclinando por desgracia para nosotros, y cada vez más, en el “vivir para trabajar”. Y ante esto poco podemos hacer, salvo algún par de cosas que me permito sugerir mientras me dirijo a mi trabajo diario, junto con una marea de personas, en la que predominan los “smartphones” en los que, y cada vez más, volcamos parte de nuestro escaso tiempo libre. La reacción o nuestra actitud ante este “vivir para trabajar” que se aparece como un virus, será distinta para cada uno de nosotros; pero sí al menos deberíamos reflexionar, para ver si existe alguna manera de llevarlo mejor. Lo primero que se me ocurre es si por el hecho mismo de tener un trabajo, podríamos pensar que habría muchas personas que quizá desearían realizar nuestra labor diaria. Este pensamiento no deja de ser algo conformista, pero no está de más que pensemos en ello, porque quizá nos ayude a llevarlo mejor cuando las condiciones se nos aparezcan como especialmente duras e incluso insoportables. Dentro de esta actitud de afrontar las cosas, en este caso el trabajo en sí, podríamos incluir la de revisar nuestra organización que nos permita realizar sus funciones con la mejor concentración posible. Procurarnos las pausas y los descansos permitidos evadiéndonos en la medida de lo posible del trabajo. Ese “desconectar”, que en ocasiones no es fácil, debemos procurar que sea especialmente intenso durante los fines de semana y las vacaciones, sin caer naturalmente en la depresión postvacacional.. Salir del entorno físico del centro de trabajo ayuda a evadirnos y liberarnos en la medida de lo posible de la información permanente de nuestros “smartphones” a los que antes me refería. Tomar el mayor contacto posible con la naturaleza. Ese “salir al campo” del que hablaban nuestros mayores, pese a que en ocasiones campo y población se confunden como consecuencia de la urbanización del suelo. Pero quedan espacios aún intactos que deberíamos descubrir; y en los pequeños descansos acercarnos a esos parques que tenemos cerca aunque se nos olvide. Sin descuidar la cada vez más difícil alimentación sana, complicada para los que solemos comer fuera de casa. Pero al menos deberíamos intentarlo. Quizá con estas reflexiones nos ayuden a transformar el vivir para trabajar en trabajar para vivir hasta que llegue el momento en que podamos elegir libremente entre estos dos planteamientos iniciales, cuando lleguen tiempos mejores. Porque la esperanza es lo último que se pierde.

martes, 12 de marzo de 2013

ALTAR NATURAL. DOCE DE MARZO DE 2013

La Barranca (Navacerrada) Foto ONDA


En ocasiones uno tiene la impresión de que la Naturaleza nos llama. Esto es lo que me ha ocurrido a mí en el día de hoy, tras visitar la tumba de mi querido padre, en el decimoctavo aniversario de su fallecimiento

No quería dejar pasar el día como uno más; tras alegrar el jarrón sobre la lápida de marmol con unas blancas margaritas, me he sentado junto a la tumba sin saber muy bien lo que hacer ni lo que pensar. Una profunda pena y desolación ha invadido mi alma. Sólo el sentimiento de ser un poco mejor me ha despertado del vacio que se ha apoderado de mi cabeza.

Al volver hacia la salida he rodeado la tumba del pintor Casto Plasencia irreconocible de lo que fue en su día. Me he preguntado como luchar contra su abandono para intertar paliar de alguna manera esa indignidad, no sólo por el personaje enterrado sino también por el escultor autor del busto que al parecer coronaba la columna. Quizá el escultor más grande nacido en territorio españolNi más ni menos que Mariano Benlliure autor también del grupo escultórico que ennomblece la cercana tumba del periodista don Miguel Moya y realizado en 1927, junto a la de su yerno  Gregorio Marañon. Antes de abandonar la sacramental y al pasar a las oficinas para abrazar al bueno de Juan Antonio Pino, he cogido un pequeño prospecto que recuerda los numerosos monumentos de don Mariano Benlliure en Madrid y cuyo itinerario fue publicado con motivo del 150 aniversario de su nacimiento, coordinado por la Fundación que lleva su nombre, y de cuyo evento no había tenido noticia.Otra casualidad o causalidad de las muchas que presiden nuestras vidas, ya que inesperadamente encontré el cauce para hacer realidad la idea sobre la tumba de Casto Plasencia.

Como homenaje a mi querido padre he tenido que alegar en un juzgado como él hizo en centenares de ocasiones. Cumplido el trámite y al dirigirme hacia mi casa para comer, me vino el sentimiento de acercarme lo más posible a las cumbres de la Sierra del Guadarrama y no paré hasta llegar al pueblo de Navacerrada para comer allí, donde creo no lo había hecho antes en mi vida
Buscando algún paraje para sentirme lo más cerca de Dios (como me dijo un día mi esposa junto a los Picos de Europa) y también de mi padre fui a parar este maravilloso paraje de la Barranca, que nunca había visitado pese a encontrarse tan cerca de Madrid. En ocasiones lo más cercano al paraíso lo tenemos a la vuelta de la esquina y somos tan torpes que no nos damos ni cuentaMi ingenuidad me ha llevado a pensar que quizá mi querido padre había tenido algo que ver en que mis pies hubieran pisado justo el día de su aniversario aquél lugar, que desde hoy será para mí como un pequeño altar natural.

viernes, 21 de diciembre de 2012

LO QUE LA NAVIDAD TE PIDA



Collage de Onda sobre Publicidad del Vino Castillo de
San Diego de Barbadillo.Navidad 2012



Ya está aquí de nuevo la Navidad. Este año ha hecho poco ruido. Quizá precisamente por eso hemos de pararnos a pensar un poco sobre el sentimiento que puede provocar en nosotros. Y aunque sólo sea por una vez démosle a nuestra alma lo que la Navidad nos pida.

Puede que sea un poco más de tranquilidad. Un poco más de alegría en nuestra casa, de humor, de sonrisas y de besos y abrazos.

Tal vez algo más de esperanza en estos tiempos. Ilusión en las mañanas y reflexión al acostarnos.

Para muchos paciencia y quizá algo menos de protesta irracional y automática.

A los políticos bajarse del globo y vivir la realidad de la gente; aunque con toda seguridad no harán mucho caso.

Cada uno sabrá lo que le pide la Navidad.

Yo le pido a ella que nos pregunte y sepamos darle la respuesta adecuada.

Felicidades de todo corazón.



miércoles, 31 de octubre de 2012

SUEÑO FINAL




Querido primo Pepe:

Me resisto a pensar que tu alma no se encuentra en ningún lugar. Que después de tu corta vida ya no sigues viviendo, aunque sea de otra manera. Si algo me cuesta comprender es tu temprana despedida de este mundo.

Pocos meses nos separaban de edad y por eso además de primos fuimos amigos. Yo te regalé uno de esos bolígrafos que por aquél entonces eran tan novedosos porque se borraba la tinta. Un Paper Mate. No recuerdo si fui yo a la clínica Jiménez Díaz o te lo entregaron en mi nombre. Pero creo haberte visto en la cama del hospital; te recuerdo como en esta fotografía que mi padre guardaba en su cartera junto con la de sus seres más queridos.

Muchas veces he pensado en ti y en lo que pude haber disfrutado de tu compañía más allá de los diez años que teníamos, cuando me enviaste una carta de agradecimiento por haberte regalado aquél bolígrafo. Aún la conservo y cada vez que la leo compruebo tu valentía y carácter para tener ánimo de hacerlo en tus últimos días de aquélla tu primera vida. Tras tus palabras llenas de cariño y de ternura una gran firma tuya parecida a la de Lorca: en letras bien grandes y con dos pes "caracoladas" PEPE.

Ahora que tu padre espero te haya vuelto a abrazar; ahora que quiero pensar que tu hermano Pedro, que vino al mundo después de irte tú, por fin te haya conocido, leo una y otra vez el poema que publicó nuestro querido abuelo en Sevilla allá por el año 1923 en el número tres y último de la revista Gran Guignol y que lleva por título "Sueño Final".

Me imagino que ese ángel con ojos azules como el mar profundo, seas tú, y que hayas salido al encuentro de tu padre y de tu hermano con apenas unos días de diferencia. Quizá nuestro abuelo sin conocerte en esta vida ya anticipó tu semblante.

Como de momento no te puedo abrazar, y como no pudiste ser mucho tiempo como el hermano que nunca tuve, sólo me queda tener la esperanza de volver a verte algún día en ese sueño final que imaginó nuestro querido abuelo.

Saluda a todos de mi parte.

Tu primo Nacho.



SUEÑO FINAL



Y me quedé dormido, y vi en mi sueño

Que un ángel descendió de los países

En que todo es rosado y halagüeño,


Y vi, como en un cetro, entre sus manos,

Almas de estrellas y de emperatrices;

Como reino del ensueño y de las lises.



Manos junto a las cuales eran vanos

Los alardes que hacían los encajes,

Cual junto a las palomas los milanos



Saben antes llegar a los mirajes.

Y vi que sus cabellos eran blondos,

Encendidos del sol de los celajes



Con que se empurpuraban bellos fondos

Marinos. Y vio también mi vista,

En sus ojos, color de mares hondos



Llenos de argento, azul, y de amatista

¡Quizá el mar que viera el largo éxodo

De Europa sobre el toro, en sus arenas



Fingiera, más que azul, oscuro lodo

Junto a esos claros ojos de sirenas!

Sentí como a mi cuerpo fuerza extraña,



Más poderosa aún que las cadenas,

Llevaba sobre el valle y la montaña,

Y que al volar hacia el azul profundo



Hubo un temor que se enroscó en mi entraña

Al contemplarme así fuera del mundo.

Y vi que el ángel bello me guiaba



Y que el sendero aquél no era lo inmundo

Que eran los de la tierra. Y que posaba

Mis plantas sobre estrellas y diamantes



Y había una melodía que cantaba

Con un verbo aprendido de Cervantes.

Y vi blancos pegasos, clavileños,



Quimeras desbocadas y piafantes

Portando a los Señores de los sueños

Entre aquellas vorágines de estrellas.



Y vi que los poetas eran dueños

De unas sirtes portátiles y bellas,

En las que se atraían con sus liras



Las almas de seráficas doncellas

Por quienes, oh mi alma, tú suspiras

Y aturdes con tu dulce filomela



El espacio celeste donde giras

Y el estro de tu lira se revela.




-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

(1)  Con el título Aparición se publico por primera vez este poema en el número 3 de la revista Gran Guiñol el 24 de abril de 1020. El dato está tomado de "Antología Necesaria" selección y estudio de Mercedes Garcia Ramírez.

Después de muchos años volvió a editarse en Obra Poética, Editora Nacional, 1977 como integrante de "Homenaje a Debussy" ultima parte de su libro "Primavera Portátil", y reproducido en su libro "Gozos del Río"cuando lo cierto es que no figura en ninguno de esos dos libros publicados en vida de Adriano del Valle.

Quizá hubo un error tipográfico ya que resulta extraño que la ultima estrofa no tuviera tres versos como las demás, he tomado el poema tal y como aparece en Obra Poética sin haber podido localizar de momento el número 3 de la Revista Gran Guiñol.