lunes, 5 de enero de 2009

¿EXISTEN LOS REYES MAGOS?


Se riza demasiado el rizo. Por mucho empeño que pongan los organizadores de Cabalgatas de los Reyes Magos en todos y cada uno de los pueblos de España, nunca conseguiran mostrarnos el verdadero rostro de aquellos Magos que vinieron de la Persia, de Babilonia o de Persépolis.
Por más que se empeñen nuestros hijos seguirán creyendo en los Reyes Magos hasta que su ilusión desaparezca. Pero en ocasiones parece que se tiene interés en quitarles ese sueño antes de tiempo. No hay más que acercarse a uno de esos pretendidos tronos, para comprobarlo. La cara de entusiasmo de los niños cuando esperan la cola se va apagando a medida que llega el momento de besar a su rey. Y desaparece mientras sus delicadas manos entregan esa carta que han escrito con tanto esfuerzo como han podido. Notan que algo falla; pero su decepción se la guardan y al cabo de un rato cuando todo ha acabado preguntan:
-Papá ¿porque Melchor tiene esa Barba tan rara y es tan joven?
-Cristina hija no digas tonterías...
- Sí Papá le he visto como una goma que la sujetaba...
- Anda hija vamos a comer a casa...
La niña rubia de ojos azules agarrada de la mano de su padre vuelve la vista atrás después de la entrega de las cartas en propia mano a su majestad melchor y comprueba que en el trono ahora están tres operarios vestidos de paisano quitando tuercas...
- Oye Papá esos tres señores ¿ Son los Reyes Magos?
- No hija no...vamos date prisa.
Tan poca confianza tenía Cristina en su experiencia subida a ese trono supuestamente mágico, que no le extrañó en absoluto que los tres reyes se hubieran convertido en tres operarios del Ayuntamiento....Y quizá tuviera razón.
La falta de imaginación de quienes se encargan de gestionar este asunto no tiene límites. ¿Tan difícil es buscar tres personas de avanzada edad, uno con barba canosa, otra con barba morena y una persona con piel negra?. 0 ¿ No sería mejor que los niños vieran y tocaran sólo a los pajes cuyo número puede ser ilimitado y no tienen porqué llevar barba? Es mucho más facil contratar a una empresa de animación para que organice el evento. Aquello otro sería salirse de la regla. Los grandes almacenes y las agencias de publicidad hacen el resto.
Pese a todas estas meteduras de pata los niños de España siguen casi milagrosamente creyendo en los Reyes Magos, hasta que Dios quiera, o hasta que la metedura de pata sea tan grande que no se pueda sacar del charco. En este caso el niño debería ser indemnizado, por ese daño moral absolutamente irreparable.
Esta noche de momento, y toco madera, mis hijos soñarán que existen otros hombres distintos de los que han entregado la carta y que vienen desde muy lejos para dejarles juguetes. Y al despertarse comprobarán que el sueño se ha hecho realidad.

25 comentarios:

Olga B. dijo...

Ay, yo tengo una foto llorando como una loca en las rodillas de un Rey Melchor que tiene una cara de malas pulgas impresionante (deben estar muy mal pagados, los pobres:-)
Me entere muy pronto, demasiado, de que todo era una ficción, pero ahora soy una perfecta comedianta con mis hijos. Todavía el pequeño se lo cree y procurare que no empiece a militar en la república de la cruda realidad hasta que no sea tiempo. Creo que la ilusión no tiene nada que ver con la mentira y, sin embargo, cuando se pierde, es tan irrecuperable como la pureza.
Feliz noche de Reyes.
Espero que hayas sido bueno y se te premie como mereces:-)

Novicia Dalila dijo...

Hoy precisamente hablando de este tema, al parecer hay bastante gente para los que el día más decepcionante de su vida fue cuando se enteraron de la verdad sobre los Reyes Magos.... Yo no recuerdo ese día mío, pero sí el de mis hijos.
A mi hija mayor se lo dije en el Retiro, dando un paseo... Ella insistía, insistía, y al final se lo dije. Su respuesta fue: "Y por qué me lo dices???".. "porque no paras de preguntarme, más bien decirme que te confirme.."... Le dió pena.
El nano se enteró el año pasado, fue en casa y su decepción también fue grande...
Pero, sabes? Yo conservo la ilusión por este día. Tanto en casa de mis padres como en la mía, seguimos poniendo los zapatos en la terraza y nos levantamos sigilosamente a colocar cada uno sus regalos para los demás... Y a mi me sigue haciendo ilusión abrirlos, y sobre todo, ver la cara de sorpresa de los demás...No me gusta saber qué me van a regalar, igual que no me gusta decir lo que regalo...
Creo que el día de los R. Magos es un sentimiento, una actitud, y que eso algunos no lo perdemos en la vida.
Mañana madrugaré, con mis hijos, y abriré los paquetes con la misma ilusión que cuando tenía 8 años.

Un beso y feliz día de reyes, Onda
Dalila

Alfaraz dijo...

Muy bonito.
Mi madre cuenta que en su pueblo el Paje Real era el cartero, pero vestido de brillos. Así nadie se lama a engaños.
Es que ya no hay imaginación !

.

Luis Spencer dijo...

Amigo, totalmente de acuerdo. Espero que los Reyes sean muy generosos contigo.

Un abrazo y feliz día.

Mery dijo...

No hay derecho a que se intente acabar con la magia de este dia. Menos mal que los niños aún conservan intacta su capacidad de fantasía; ojalá los adultos pudiéramos fantasear con ciertas realidades.
Feliz dia de Reyes

Natalia Pastor dijo...

Si hoy hubiese encontrado una lámpara, sucia, y, al frotarla, hubiera aparecido un genio maravilloso concendiéndome, por haberlo liberado, tres deseos, sin duda alguna, le habría pedido que me convirtiera en niña hasta mañana por la tarde.

Cristina dijo...

Tienes toda la razón, ONDA. El otro día fui con mis hijos y una amiguita de ellos a ver al "Heraldo Real", y le decía una a la otra: "¡es falso! ¿no has visto como se le acaba la pintura negra en el cuello?". Mientras esperábamos que llegara, pasó un señor con un cutre vestido de ¡Papá Noel! vendiendo globos. Los niños se pegaron codazos unos a los otros, y uno de ellos dijo: "¡pero si Papá Noel no vende las cosas, las regala!".

Mi hijo mayor se enteró el año pasado por unos compañeros de clase, pero yo lo senté antes de que lo gritara a los cuatro vientos y le dije: "¿a que a ti te gustan los magos? pues esto es como la magia, lo divertido no es saber el truco, sino la sorpresa". Parece que mi explicación le gustó, porque ayer lo ví disfrutar como siempre, poner sus zapatos y las copitas de anís, y se acostó en la cama de sus hermanas con los nervios a flor de piel, y le escuché que les decía: "¿entrarán también los camellos, o los dejarán en el jardín?".

Hay que mantener la ilusión en los niños, a pesar de que sepan ya la verdad. Me sorprende y me apena ver la cantidad de padres que van con niños pequeños a comprar los regalos a los grandes almacenes. ¿Qué ilusión pueden tener esos niños la Noche de Reyes?

José Miguel dijo...

Me ha gustado tu post y coincido con tu exposición.
Felicidades

ONDA dijo...

Querida Olga, pese a que te enteraras pronto, creo que en nuestra epoca (yo soy del 64) las cosas se hacían de una manera más sencilla y menos chapuceramente pretenciosa que ahora.

Y muy bella tu reflexión de que la ilusión no tiene nada que ver con la mentira.

Muchas fuerzas en esta cuesta de enero...

ONDA dijo...

Estimada Dalila:
Era un gran día cuando vivian mis padres incluso cuando no había niños de algunas de mis hermanas. Mis padres no conocieron a los míos...
El momento de los regalos, las sorpresas ábriendo cada uno los paquetes por turno.
Conservo aún el sobre que me puso mi padre con dinero ya fallecida mi Madre. Ese día lloré mucho. No pude evitarlo y en el sobre que mi padre había preparado me puso:

!Vamos hombre! Animo Nacho. Con su inconfundible letra escrita en esas plumas, seguramente con una Parker.

Demostraste mucha valentía por la revelación a tu hija. En mi caso no se cómo lo haremos...
Cuídate.
Fuiste muy valiente

ONDA dijo...

Alfaraz eso era mucho mejor que las chapuzas actuales.

Suerte para el 2009.

ONDA dijo...

Más bien han sido generosos con mis hijos, pero algo ha caído, un buen par de zapatos de mi viaje a Boston y una guia de vinos que espero me oriente para algun buen caldo este 2.009.

Lo mismo deseo para tí.

Me alegro de tu opinión algún seguidor de mi familia me dijo que me había paso, que los niños no hay nada para convencerles y cuando se tienen que enterar se enteran.

Yo creo que no que actualmente se provocan situaciones que anticipan la revelación.

Un fuerte abrazo. Y me gustaría que mi abuelo apareciera algún día en tus galerías literarias...

ONDA dijo...

Gracias Mery por tu visita; pienso como tú. Que muchas veces la ilusión de los pequeños es fuerte pero también hay que alimentarla y sobre todo no meter la pata como se hace constantemente.

Después de publicar el post la tarde del día anterior a Reyes ya aparecieron unos Reyes Magos entregando un regalo en un progama de telecinco. En lugar de ponerlo el 6 lo pusieron el 5 por la tarde con un par y los reyes eran ni mas ni menos que Parada Peñafiel y un negrito que por supuesto no era negro.

Feliz 2009 también para tí

ONDA dijo...

Efectivamente era una noche mágica. Mis hijos también se emocionaron pese a todo; cuanto menos cabalgatitas y chorraditas, tal y como está el patio creo que mejor.
Un abrazo

ONDA dijo...

Cristina; me alegro que coincidas. Yo creia que en Sevilla el Ateneo era una garantía de organización...

Mi mujer también puso un barreño con agua pero creo que ahí se pasó...

!Yo vivo en un piso!.

Tenemos que mantener esa ilusión creo que muchos padres pasan...es lo más comodo pero también lo más penoso. Se puede ser no muy creyente pero mantener esa tradición...
Pero hay gente que incluso esto les jode con perdón.

ONDA dijo...

Me alegro de esa coincidencia Jose Miguel.

Pensé que me había pasado con lo del concejal pero muchas veces no es suficiente con una ironía...

Un abrazo desde Madrid a Sevilla...

Cristina dijo...

Bueno, el Ateneo lleva muchos años organizándola, pero no sé si los maquilladores de Baltasar tienen en cuenta que cuando levanta la cabeza se le ve el cuello...

Yo me lo paso en grande en la Cabalgata, la prueba es que estoy afónica una semana después (ahora mismo). Pero reconozco que cuando los niños están en esa edad de la duda, las cabalgatas no ayudan a mantener la ilusión, las teles entrevistan a los Reyes vestidos con trajes de chaqueta, los telediarios dan imágenes de padres comprando juguetes en las tiendas, dando cifras de los juguetes más comprados... hay que estar con cien mil ojos y el mando a distancia a mano.

Máster en Nubes dijo...

Hoy es un milagro que los niños mantengan la ilusión. Y los adultos.

Saludos, nieto de A. del Valle...

ONDA dijo...

Cada dia lo ponen más dificil las constantes meteduras de pata, y no estamos precisamente en un contexto que ayude a poner soluciones...
Un abrazo para tí también Master en Nubes.

Bolero dijo...

Pues te ha pasado como a mi
Mi hija al ver a Melchor, me dijo mami, me da que estos reyes no son de verdad??
NO cariño?pq??
Pq este rey lo ví ayer en el carrefour comprando con una niña

No cariño, no q te has equivocado
Ay mami q no q es el mismo q lo sé

muakkkkkkkkkkkkkkkk

ONDA dijo...

Bolero me alegro de que coincidas conmigo, es un sentimiento generalizado que no nos atrevemos a denunciar...La entrada original era mas dura luego la modere...

Cristina dijo...

¿qué pasa en este blog? ¿nos hemos quedado anclados en los Reyes Magos?

plcm dijo...

Amigo Onda, siendo tu del 64 y yo del 61, hemos vivido la infancia muy en paralelo. Por lo que no puedo estar mas a favor de tu reclama.
En nuestros tiempos, no había mas reyes magos que los que en la modesta cabalgata, sorprendían nuestros ojos ilusionados.
Y la carta se dejaba en el buzón de correos, habiendo dibujado el sello y decorado el sobre, tanto como imprescindible uno creía.

En esos reyes magos, los que no se dejaban ver, era desde luego mas fácil y BONITO creer, que en esa cuadrilla de trabajadores temporales, con un disfraz arrugado, que huele a sudor y alcanfor.

Un Abrazo.
Pedro Crespo.

ONDA dijo...

Cristina la falta de ideas y el aumento de trabajo se han aliado contra mí. Hoy publicaré una entrada en el día en que nació mi abuelo.

ONDA dijo...

Por eso digo yo que en este y en otros muchos casos cualquier tiempo pasado fue mejor...

No en todo naturalmente pero en esto de los Reyes Magos me temo que si, aunque naturalmente la perspectiva es otra según la edad con la que se razone.

Igual hoy los pequeños están encantados pero creo que se meten muchas patas y lo que es todavía peor, costando millones de euros.

Un abrazo y agradecido por tu pensamiento.