viernes, 19 de diciembre de 2008

ABUELO ¿QUE ERA LA NAVIDAD?



Ante la puerta el niño agarrado de la mano de su madre, esperaba ansioso a que se abriera. Se oyeron unos pasos y cuando tuvo el camino despejado corrió hacia los brazos de su abuelo, pero frenó en seco cuando comprobó que se encontraba dormido. Con esa chaqueta tan suave medio desabrochada y sus inconfundibles manos sosteniendo las gafas.

Permaneció quieto sin quitarse la trenca, ni los guantes, ni el gorro, ni la bufanda de colores que primorosamente había tejido su abuela el invierno anterior.

Al cabo de unos segundos aquel hombre, se despertó, no por el ruido, sino por el olor del pequeño. Olor a lana pero también a la fragancia de la colonia que le era muy familiar.

Y en voz baja comenzó el diálogo entre los dos:

- ¿ Como estás hoy abuelo?
- Bien hijo bien. Qué.. ¿Ya te han dado las vacaciones?
- Sí y en estas dos semanas vendré a verte toooooodos los días.
- Oye abuelo ¿Qué era la Navidad?
- Eso mejor que te lo expliquen tus padres....
- No. Quiero que me contestes tú.
- Está bien. Pero mejor vamos a hacer una cosa. Acércame aquel libro no muy grande que sobresale un poco de la estantería.
- ¿Este abuelo?
- No justo el de al lado...!ése!- dijo- sin poder contener aquélla tos que cada día se le hacía más inevitable.

El anciano abrió torpemente aquel ejemplar que había comprado muchos años atrás.

- Toma lee esta página donde pone NAVIDAD-EPIFANIA

Y su nieto comenzó a leer aplicadamente, como si se tratara de un ejercicio de lectura colegial:


" Se ignoraban en los primeros siglos, e ignorándolos seguimos en estos momentos, así el año como el día del nacimiento del Redentor. Personas existen- nos cuenta Clemente Alejandrino en el siglo II- que no se contentan con saber el año en que nació el Salvador, sino que, arrastrados por curiosidad excesiva, hasta anhelan conocer el día.Unos señalaban el 28 de marzo, otros el 29 de mayo, los más el 25 de diciembre. Y ninguno se movía aquí por historia, sino por símbolos motivos: el equinoccio de primavera o el solsticio de invierno.

Por eso no existió unidad de fecha entre el Occidente y el Oriente. Al modo que en las riberas del Tíber y países imperiales se celebraba el rebrote del Sol el 25 de diciembre, en las regiones del Bósforo existía una fiesta similar el 6 de enero: la epifanía de Diónisos. Durante la noche anterior todos los collados se convertían en luminaria y las gentes danzaban y reían a su vera, mientras en ciertos lugares brotaban chorros de milagroso vino a impulsos del sol naciente. La Iglesia Oriental aprovechó este lindo marco e introdujo la Epifanía del Señor. Su sentido era idéntico al de la Navidad occidental, aunque aparecía henchida de contenido algún tanto diverso, como diversa era la mente de los pueblos en cuyo seno surgían. El Mediterráneo fue siempre realista, dado más bien al hecho histórico y humano: Oriente en cambio, se movió de continuo por abstractos móviles, por un sentido místico y metafísico de las cosas. No era el nacimiento material no que el alma les llegaba, sino la manifestación del Cristo....

- Abuelo...aquí hay unas letras que no entiendo...
- Están en griego, saltatelas..
- Vale.

.....la manifestación del Cristo, el Redentor que, cual príncipe cargado de victorias y trofeos, llegaba a su pueblo para rescatarle. Occidente se fijará, ante todo, en el humano momento - cuna y niño que tirita en pobre establo, algarabía de pastores etc.- el Oriente en el hecho sin historia - nupcias con la esposa, reyes que a ellas vienen, baño nupcial en aguas del Jordán.

Pero llega el compromiso, y entre el siglo IV-V, toma el Oriente nuestra Navidad y aceptamos nosotros su Epifanía, aquélla más íntima y familiar, más humana e histórica; ésta en cambio, traspasada de misterio y con ambientes profundamente teologales ". (1)

- ¿Te has enterado de algo?
- De algo sí... El Redentor es Cristo ¿no?
- Muy bien. ¿Y tú sabes quién era Cristo?
- Creo que Jesucristo. Nos hablaron de el un poco en clase, pero...
- Y hablaron bien o mal.
- Normal, el profesor como ni fu ni fa.
- Ya. Bueno pues la Navidad eran unos días en las que se celebraba el nacimiento del Jesús, y se ponían belenes en las casas o árboles adornados y la gente se hacía regalos, cuando podían, y las calles se iluminaban más de lo normal. Pero había gente que aunque quería no podía celebrar la Navidad. Otros en cambio que podían hacerlo y no lo hacían. Y la epifanía de la que habla el libro, se refiere a la fiesta de los Reyes Magos, que traían juguetes a los niños.
- ¿Y quienes eran?...de esos no nos han hablado en clase.
- Eso pregúntaselo a tu abuela, que te ha preparado un chocolate riquísimo...
- Abuelo...
- Dime hijo.
- ¿Me puedo quedar el libro? preguntó el niño tímidamente.
- Naturalmente que sí. Pero con una condición.
- Que me prometas que leerás a tu hermana en cuanto llegues a casa una poesía de ese libro que se llama Por Judá Quiebran Albores.
- !Gracias!

Y el niño se echó a los ya débiles brazos de su abuelo, que en ese instante mientras sonreía, sintió como sus ojos se humedecían.

Por la noche el niño leyó el poema y tras la última estrofa:

" Se abrió el corazón del mundo
sobre el pueblo de Israel...
el Verbo bajó a María...,
Volvió al cielo San Gabriel"

leyó el autor de aquéllos versos que parecían una canción...
El padre escuchaba con la puerta entreabierta y cuando su hijo le vio preguntó:
- Papá, Adriano del Valle era tu bisabuelo ¿no?. Y entonces cerró suavemente el libro y se fue con él a su habitación como si fuera su mejor juguete, para leer una vez más, antes de acostarse, el poema de su antepasado....


POR JUDA QUIEBRAN ALBORES

Por Judá quiebran albores

con frescor de amanecer

y a su luz ya se distingue

una rosa de un clavel.

Esto es río y esto es monte

todo es haz y nada envés;

esto es aire y esto es agua

para el ave y para el pez.

Dio su datil la palmera

madurado en rosicler;

pétalos de brisa el viento

tiene que saben a miel.

Treinta casas, treinta huertos,

treinta establos de una vez...

El país es Galilea

y el lugar es Nazaret. (2)

----------------------------------------------------------------------------------------------



(1) Manuel Sanmiguel del libro Natividad del Señor. Afrodisio Aguado. Cuarta semana de Adviento del año 1950.

Con poemas anónimos y de Fray Ambrosio de Montesinos, Juan de la Enzina, Gil Vicente, San Juan de la Cruz, Luis de Góngora, José de Valdivieso, Lope de Vega, Jacinto Verdaguer, Eugenio D Ors, Gerardo Diego, Adriano del Valle y Luis Rosales.

Edición de 500 ejemplares. Ejemplar nominado de los doscientos no puestos a la venta.

(2) Primeros versos del poema Por Judá Quiebran Albores. Publicado en Lyra Sacra (1939, Arpa Fiel(1941), Por Judá Quiebran Albores (1945) y Obra Poetica(1977)


35 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Que historia tan maravillosa,Onda.
En estas fechas,son tanto los recuerdos,las vivencias,la memoria entrañable de los seres queridos que ya no están,que son,en realidad el sustento de la auténtica Navidad.
Por eso, a través del recuerdo,viven en nostros.

Aprovecho,Onda,para desearte desde lo más profundo de mi corazón,Feliz Naviudad para ti y los tuyos,y que el Niño Dios llene de Amor y Esperanza vuestros corazones.
Un beso.

ONDA dijo...

Gracias Natalia y los mismos deseos para tí y los tuyos en esa Sevilla? de Adriano.

Aquí se mezcla un poco un futuro no deseado pero previsible y unos recuerdos invisibles de un niño que trata de imaginarse un pasado que no vivió...desgraciadamente.

Que las buenas tradiciones persistan ...

Olga B. dijo...

Ha sido bonito imaginarte como abuelo, intentando explicar la Navidad al futuro. Qué nos traerá. No sabemos nada; pero siempre, por estas fechas, volverá la Navidad, y volveremos a intentar explicárnosla. Como todos los misterios, lo importante es sentirla.
"Se abrió el corazón del mundo..."
Muy feliz Navidad para ti y para los tuyos, Ignacio.

Novicia Dalila dijo...

Es precioso Onda. Muy entrañable y emotivo.
Me gustaría ser una creyente muy fervorosa para poder creer todo eso con la misma fe que tu.
Para mi la navidad es, sobre todo, un tiempo para reunirme con los míos, para quererles y dejarme querer, y sobre todo, para disfrutar de ellos, así, todos juntos, dando gracias - supongo que a dios, porque es lo que me han enseñado -de que aún podemos hacerlo.
No comparto para nada ese consumismo loco que nos intentan inculcar. Vivo estos días en recogimiento, con una tendencia antigua hacia la tristeza (a pesar del recocijo que la religión nos dicen que debemos sentir por el nacimiento del Niño Jesús)... PUes yo me pongo tristísima en estos días y me da por pensar en cuando llegue el tiempo en que tenga a quien echar de menos a alguien tanto tanto que no pueda soportarlo... Me hunden mucho estas fiestas. No lo puedo evitar.

Tu historia, ya lo he dicho arriba, es preciosa, como todas las que pones.

Ayer pasé por delante de tu colegio de la infancia/adolescencia y me acordé de tí...

Un beso y felices días, amigo

Dalila

ONDA dijo...

No sabemos lo que nos deparara el futuro pero no vamos por buen camino...
El tiempo pasa volando.
El poema completo de Adriano Por Juda Quiebran Albores es precioso lo he de poner completo.

ONDA dijo...

Solo con esos sentimientos se puede entender que eres creyente no catolica pero creyente....Sincera y emotiva tu reflexión.

El consumismo me da la impresión de que con la Crisis poco poco. Todo esta apagado.

Cuídate.

Fran dijo...

Nacho,Perdona la demora, no tengo internet pero te he leido y me he conmovido. Se me hace muy dificil escribirte desde mi telefono y prometo regresar cuando resuelva el problema. Gracias por esta bella entrada de navidad. Besos y feliz navidad

Cristina dijo...

Preciosa historia, ONDA. Para mí la Navidad, como para Novicia también es triste, porque mi padre se fue el 6 de enero, cuando estábamos preparándonos para la cabalgata de los Reyes con la que tanto disfrutaba. Por eso mis niños creen que hay 4 Reyes Magos, y uno de ellos, el cuarto, siempre siempre les trae algo relacionado con la pintura, y lo representan en un portal de Belén que hacemos en casa con plastilina, con su bigote blanco, pintando al Niño Jesús. Cuando falta alguien ya la Navidad nunca es alegre. Y más si es un abuelo.

Fran dijo...

Un vistazo a la navidad del presente, pasado y futuro. Muy lindo, me recuerda a esa historia de navidad que pasaban por la tele cuando era niña. Gracias Nacho , te has lucido.
Abriré mi blog Adjetivos mañana, Dios mediante, para hablar sobre la Navidad y sobre las personas que he conocido por estos lares. Por favor pasa cuando puedas que te entregaré algo con mucho cariño.

ONDA dijo...

Estimada Fran:

Gracias por tu interés y por la cariñósa mención en tu blog.

Mis mejores deseos para tí para el Nuevo Año.

Un fuerte abrazo

ONDA dijo...

Cristina:

No me extraña la tristeza que os embarga en estas fechas.

Pero ese homenaje cada Navidad para tu Padre, con ese Belén único en el Mundo, espero que os ayude poco a poco a que las lagrimas se suavicen y os traigan felices recuerdos junto a tu padre.

Tus hijos siempre tendrán a su abuelo cerca con sus obras cuando las toquen suavemente con sus manos. Y tengan sus cuadros colgados en sus casas.

Un fuerte abrazo querida amiga y toda la felicidad para el 2009, llenos de buenos momentos de con arte.


Y mis mejores deseos a todas las Damas de Hoy Libro aunque sólo tú y Maria dejen su huella en este blog.

Alfaraz dijo...

Muy bonito Ignacio, esto es lo que se llama un Cuento de Navidad.

Y yo también quisiera conocer "Por Judá..." del que he oído hablar bastante pero no he leído nada.

Felices Pascuas!

.

ONDA dijo...

Iba a ponerlo entero pero se hacía un poco largo.

Se reproduce en el catálogo de la exposición homenaje antología famoso del que hemos hablado tantas veces.
He localizado la libreria de la comunidad y encargado ejemplares.
Un abrazo

Joaquín dijo...

Maravilloso texto navideño, lo mejor que he leído este año.

¡Feliz Navidad!

ONDA dijo...

Gracias colega y un fuerte abrazo navideño.

Anja dijo...

Precisamente para no perdernos del todo, para que no se nos haga demasiado tarde y ni nos demos cuenta, para que no se tengan que formular las preguntas sobre nuestros referentes culturales con los verbos ya en pasado, sería oportuno volver a la raíz de lo que es importante.
Éste es un buen momento. Y la manera en que tú lo haces Onda, probablemente una de las más hermosas.
Gracias.

Feliz Navidad.
Para todos.

ONDA dijo...

Estimada Anja:

Me alegro de volver a oirte. Precisamente ese era el mensaje de la entrada. Dar un toque de alarma de lo que, si no ponemos remedio, puede suceder.

Este año creo que es cuando más se ha notado ese falta de alegría. Y no me refiero al consumismo por el tema de la Crisis, no.

Creo que la mayoría en este caso se va dejando comer el terreno por las mínorías, que deben de tener también su lugar pero no imponer su manera de entender la vida como creo está pasando.

Feliz Navidad también para tí y mis mejores deseos para el año que comienza.

Bolero dijo...

No creo q ese sea el futuro, por una parte mi mente espera que dejemos de creer en irrealidades, pero mi corazón al ver a mi hija ver hoy un belén y preguntarme por sus personajes, he sentido que yo debía explicarselo como un cuento, pero lleno de sentimiento

El poema es sencillamente delicioso
gracias

FELIZ NAVIDAD, PARA TI Y PARA LOS TUYOS Y SI ME LO PERMITES PARA TODOS NUESTROS ABUELOS Y ABUELAS, ESTEN O NO ESTEN CON NOSOTROS

no perdamos la memoria nunca

muakkkkkkkkkkkkkkkk

ONDA dijo...

Bolero al paso que vamos mucho me temo que esta celebración tal y como se ha venido concibiendo puede perder fuerza si no lo remediamos.

Se quitan los belenes en los sitios publicos porque se dice que ofenden a los nó católicos, cuando existen otras muchas religiones que celebran la Navidad.

En otras ciudades de Europa se celebra ya con más intensidad que en España.

No es un pecado quitarles sobre todo a los niños esa ilusión.
Lo malo es que ese sentimiento acomplejado de unos pocos, dirigentes se extienda al resto por decreto con minúsculas.

Mis mejores deseos para tí; desgraciadamente desde hace mucho no tengo abuelas aquí como tu dices; solo conocí a mi abuelo paterno y a mi abuela materna peso sería bonito conocerles algun día
¿no crees?
Como decía Séneca Ten Salud

Luis Spencer dijo...

Estimado amigo, en estas fechas tan entrañables por tantas cosas, vuelvo a leer con emoción tus palabras y a confirmar la fraternidad esencial en la que tenemos que estar siempre presentes. Te deseo a ti a los tuyos lo mejor.

Felices fiestas y un fuerte abrazo.

ONDA dijo...

Gracias querido Luis:


Ha sido un placer encontrar este año ese pequeño gran tesoro que es tu blog.
Que sigas con talento para continuarlo.
Se feliz.

Morgenrot dijo...

Bellísimo post, Onda.


¡ Feliz Navidad a tí y a todos los tuyos !,

con un fuerte abrazo de corazón.

contrahecho dijo...

No hay futuro, pero no es la navidad lo que más me preocupa.
Un placer leerte.

José Miguel dijo...

Onda, magnífico el post que nos ofrece. Feliz Navidad y el que el niño Jesús te reserve en el 2009 lo mejor para ti y tu familia.

ONDA dijo...

Morgenrot, gracias por tu visita, estaba deseando que leyeras el cuento.

Todo lo mejor para el 2009.

Un fuerte abrazo

ONDA dijo...

Estimado contra
Esa preocupación por el futuro en general es lo que quería transmitir con el relato,
y hombre dadas las fechas me pareció oportuno encuadrarlo con la Navidad.

El placer es mío .

ONDA dijo...

Estimado José Miguel:

Te agradezco tu cariñosa felicitación que correspondo con los mismos deseos.

Me alegro que disfrutaras con el cuento.
Un fuerte abrazo y yo también agradezco tus interesantísimas entradas en tu espacio

ONDA dijo...

Estimado José Miguel:

Te agradezco tu cariñosa felicitación que correspondo con los mismos deseos.

Me alegro que disfrutaras con el cuento.
Un fuerte abrazo y yo también agradezco tus interesantísimas entradas en tu espacio

ONDA dijo...

Estimado José Miguel:

Te agradezco tu cariñosa felicitación que correspondo con los mismos deseos.

Me alegro que disfrutaras con el cuento.
Un fuerte abrazo y yo también agradezco tus interesantísimas entradas en tu espacio

SOMMER dijo...

Vaya descubrimiento. Me he quedado sin palabras.
fantástico....

ONDA dijo...

Sommer Gracias por tus palabras...

plcm dijo...

Amigo Onda, en efecto la fecha no es lo importante, lo es sin duda el mensaje de esperanza que la natividad, cada año nos recuerda.
Quizás un dia, veamos todos el mensaje, en lugar de la fiesta. Ese día si que habrá motivo para la fiesta.

Paz y felicidad para todos el 09.
Tu amigo, PedroC.

ONDA dijo...

Estimado Pedro:

El mensaje renovado es lo importante para los mayores y para los pequeños la ilusión de lo que ven y de lo que sienten.

Un muy feliz 2009 y tengo una deuda pendiente de la Telefonía.

Un abrazo

Gemma dijo...

Onda, preciosísimo tu post. Aunque el mundo a veces me parece del revés yo nunca pierdo la ilusión en Navidad, soy muy tradicional y tengo la suerte de tener todavía dos abuelas y un abuelo. Hago el belén para ellos, yo no tengo niños... Me he emocionado mucho con el cuento, y siento que no sea real, profundamente.
Un beso.
Te leo cada día, sin prisa como me aconsejaste, pero sin pausa.

ONDA dijo...

No no querida Gemma es mejor que el vaticinio del cuento no se cumpla porque significará que cuando yo sea abuelo, se seguirá celebrando la Navidad...
Un beso y gracias por tu bello comentario.

Esto era mejor leerlo en Navidad pero no importa..Cuídate.