martes, 17 de febrero de 2009

DIAMANTE VISUAL




Pocas veces los recuerdos de la infancia y juventud se han llevado al cine de forma tan definitiva como lo hizo Giuseppe Tornatore en su famosa película.
Una mirada atrás a la vida que fue; a los primeros sueños, a los primeros juegos, a nuestro primer amor pero sobre todo, a la persona que nunca podremos olvidar, porque nos enseñó todo.
No puedo acertar a decir cuál es mi libro favorito. Pero pocas cosas en la vida tengo tan claras como cuál es mi película.
El destino quiso que fuera la última que vimos mi padre y yo, juntos, mientras compartíamos nuestra última cena.
Es como un último eslabón que me une con El.


En esta reseña, que nos recuerda que el carácter autobiográfico del filme, se ha calificado esta obra como diamante visual. Poniéndole la guinda creo que se trata de un diamante audiovisual, debido al toque magistral del genio de Ennio Morricone. Este enlace del Poder de la Palabra que acabo de descubrir os ayudará a conocerle mejor.

Curiosamente en el mismo momento en que mi Padre se marchó de esta vida, me encontraba yo con mi mujer, una prima y una amiga de Sicilia, llamada.... Giusepina.

Aquélla noche cambió definitivamente mi vida.

12 comentarios:

Bolero dijo...

Onda, mira cuando vi esta pelicula, en cine, como se hacia antes, no en casa me pareció lo más bello q habia visto
la música, las imagenes, todo, la sensibilidad, joroba q jarton de llorar

Son de esas películas q nunca quisiwera volver a ver, pq como los libros que me hicieron ser quien soy no puedo volver a ellos

Quiero que se quede en el fondo de mi memoria, allñi donde se guardan las pequeñas cosas
muakkkkkkkkkkkkkkk

Novicia Dalila dijo...

Rememorar tiempos pasados para mí es muy agradable a según qué momento me remote, pero mi infancia siempre es una época que me gusta recrear porque fue muy muy feliz y un poco atípica comparada con la de mis amigos, vecinos, compañeros del colegio...
Yo no puedo elegir ni un libro, ni una película, ni una canción. Hay un montón de cada que me han dejado huella, supongo que depende del momento en que llegaron a mi vida. Recuerdo con especial cariño cuando mi madre nos leía libros de los 5 y de los 7. Me encantaban.

Un beso, querido amigo

ONDA dijo...

Me alegro de que te encantara Bolero, yo no puedo remediar, aunque llore siempre, el volver a verla.
Creo que es la primera obra de Tornatore y en ella cuenta un poco su vida.
Y es cierto que hay obras que ya forman parte de nuestra vida, por eso quería compartir esta escena con vosotros.

ONDA dijo...

El director retorno al pasado con esta película, ese es su mensaje. Pararnos y volver la vista atrás.

La película me encantó pero yo no me veía identificado con el protagonista cuando la ví porque era bastante más joven y aún no había cambiado mi vida tras la muerte de mis padres.

Ahora me identifico más.

Supongo que mi padre si se sintió cuando la vio muy identificado porque el vino a Madrid de un pueblo de la Mancha a hacer la carrera y a lo que se suele llamar triunfar.

Por eso me alegro tanto que El la viera conmigo...
Un beso y cuídate.

Olga B. dijo...

Me has contagiado las ganas de verla. Tal vez mañana, que tengo el día libre, intente alquilarla. Me acordaré de ti:-)
Los libros, las películas, las canciones preferidas, son parte de nosotros. Compartirlas es compartir nuestra vida.
Un beso, Ignacio.

ONDA dijo...

Estimada Olga:

Lo siento espero no haberte destrozado la película; pensaba que la habias visto.

Es definitiva.Al menos para mí.

Cristina dijo...

Los besos robados al cine. Esa escena es de las mejores, y la música le viene como un guante. Es una película preciosa, y también a mi me han entrado unas ganas locas de verla de nuevo. Me voy corriendo al videoclub, no me la vaya a quitar una de tus lectoras...

ONDA dijo...

Cristina, tengo pocas lectoras y en Sevilla tú y alguna más.

Si puedes es mejor que la compres pero la versión NUOVO CINEMA PARADISO que incluye escenas que no fueron editadas en la primera versión que creo que la que vimos.

Un fuerte abrazo y mucha suerte.

Mery dijo...

SI, hay películas que tienen un aura especial porque enlazan directamente el corazón del ser humano. En tu caso, además, va de la mano del recuerdo de tu padre.

Bellos y melancólicos recuerdos.
Comprendo, no sabes cuánto, el que digas que esa noche cambió tu vida para siempre.
Un abrazo y que tengas un feliz fin de semana

Máster en Nubes dijo...

Preciosa entrada, película entrañable también para mí y escena de las memorables, de esas que dejan huella. ¡Qué historia y qué personaje el "autor" de la cinta con todos los cortes censurados -yno sólo el protagonista-!

La música, de Morricone, acompaña cualquier momento bueno y hasta malo, yo la pongo a menudo...

Buen domingo recordando besos propio o ajenos

Aurora
Aurora

ONDA dijo...

Estimada Mery:

Presumo que viste la película y que también te gustó.
En un día como hoy se hace preciso que mereció el Oscar a la Mejor Película Extranjera...

Y presumo también que has vivido esa experiencia de la pérdida de tu Padre. Creo que en ese instante es cuando cambia tu vida.

Un abrazo fraternal

ONDA dijo...

Efectivamente esa película es un ejemplo de armonía y altura en todos los personajes.

Y la censura ese otro personaje malo que de una u otra manera sigue vivo entre nosotros.

Cuántos secretos habrá guardados en cintas como las de la escena final.

Gracias por tu visita y por tus deseos.