jueves, 30 de julio de 2009

EL NOMBRE DEL SUR



El que le queráis poner vosotros. Yo ya tengo la mirada puesta allí. Pero ¿no es el Sur ya un nombre? Es según la oficialidad de la R.A.E un punto cardinal diamentralmente opuesto al Norte;un lugar de la Tierra que cae del lado del polo antártico y finalmente un viento.
Pero ni este sugerente anuncio, de un vino que averiguaréis si ampliáis la imagen, ni mi mirada se refieren a ese aséptico concepto.
Hace aproximadamente un año que os anunciaba con este mismo destino mis vacaciones que van inseparablemente unidas espero que por muchos años a las vacaciones de los míos, de mi mujer y de mis hijos.
SUR, puede significar y significa tantas cosas como queramos imaginarnos. Cada uno de nosotros podrá asociar esa palabra mágica a un lugar, pero también a un clima, a un paisaje, a un mar, a una manera de pensar y de vivir, como os decía yo en el post que así llamé.
El publicista tiene muy claro ese nombre que coincide con el de la bodega manantial del vino anunciado.Yo no tanto porque prefiero no concretar sino divagar siguiendo la estela de José María Izquierdo, del que Joaquín Romero Murube dijo refiriéndose a su muerte que "el tiempo convertirá su humildad en gloria y su modestia en inmortalidad".
Oigámosle:
"A orillas del mar donde muere el río de nuestra vida, halló el visionario un puerto de bonanza y un viejo castillo que fué para su espíritu santo retiro, torre de marfil, interior morada.
Próxima la desembocadura del Guadalquivir-donde la corriente se torna oleaje-se halla situado entre pinares y navazos un pueblo con título y honores de ciudad. Ciudad - famosa por el oro de sus vinos y convertida por la moda en estación estival-que se ha ido desenvolviendo, desde la humilde barriada de pescadores hasta la fatídica barra, en torno de la plácida playa donde el mar se remansa para recibir el gran río de Andalucía"
....
"Era allí-por donde el austro sopla-hacia donde se dirigía el visionario todas las tardes, cuando vagaba lenta, pausadamente, por la orilla del mar. Y allí fue donde una noche tuvo la visión de lo que aparecía y de lo que era y de lo que debía ser la vida.
Cuando el hombre enmudece ante lo infinito, cuando la lengua calla y el mundanal ruído se apaga, la idea cobra plasticidad, relieve en el pensamiento, el alma más libre vuela y más alta se remonta la ilusión". (1)
No se puede introducir mejor al lector en esa sensación de tranquilidad en que se vió inmerso aquel sevillano para reflexionar sobre el sentido de la vida.
Aquella tranquilidad en ciertos lugares y a ciertas horas todavía, pese al paso de los años ,se puede seguir experimentando, pese al, inevitable y en ocasiones dañino, paso del tiempo. Aquella ciudad, antaño estación estival de moda, junto con, por aquél entonces, San Sebastián, es hoy un lugar bullicioso y alegre, pero donde esa manifestación diabólica llamada urbanismo ha dejado su zarpa salvaje.
Es posible todavía huir de lo común y encontrar lugares que sirven conservando esa inmortalidad frente al Coto de Doñana.
Y en cuanto a lugar más o menos concreto yo identifico el SUR con ese espacio evocado y deseado, y al que acudo por estas fechas desde hace más de veinte años. Y donde disfruto de unas imborrables puestas de sol fuente de inspiración para Adriano del Valle con su poema precisamente titulado Puesta de Sol en Sanlúcar :
"...El sol se oculta a lo lejos
y finge, sobre las aguas,
multiplicar sus reflejos
de unas vulcáncias fraguas.
La llama del sol se apaga;
vuela una lejana vela;
toma el paisaje una vaga
coloración de acuarela.
Brota la luz vespertina
del lucero de la tarde...
! Tal la divina marina,
cuando el crepúsculo arde! (2)
Y termino con este fragmento final de la inigualable evocación de su tierra que desde Madrid hizo Rafael Cansinos Assens por esa misma época llamada sencillamente así
SUR
" Aunque no os acerquéis al Sur, podéis sentir su hálito inflamado, que derrite todos los sellos; en la efusión magnífica del verano que abre todas las envolturas y deshiela las nieves de los velos; en el soplo ardiente de ese viento que besa con pasión las mejillas desnudas y arroja puñados de arena al interior de los umbrales, podéis sentir la pródiga caricia del Sur; en la avidez súbita con que vuestra alma se inclina hacia la dádiva, en la amplitud inesperada que logran vuestros sueños, en la congoja con que os sobresalta una imaginaria pobreza, en el anhelo de desangrar desmesuradamente vuestras vísceras colmadas de humores, triunfa el alma generosa del Sur.
El Sur es la efusión, la llama viva, el cielo que lanza sin cesar estrellas errantes a todos los puntos del horizonte, la plenitud extravesada del último mes del verano, la mano enteramente abierta, el velo enteramente rasgado: el Sur es el corazón ilimitado de sus hijos, tristes de no ser infinitos. El Sur es la eterna seducción generosa que incita al Norte a ser florido y pródigo. Para defenderme de la aridez, yo exprimo la esponja empapada en dulzuras de mi corazón del Sur".
No se me ocurre deciros otra cosa que me gustaría encontrarme con todos vosotros en aquellos momentos de vuestras vidas en que sintáis la caricia de la felicidad.
-----------------------------------------------------------------------------------------------
(1) "...Por la parábola de la vida". José María Izquierdo.1915. 2ª Reedición Ateneo de Sevilla,2007.
(2) Publicado en Grecia.- II. número 10. 1 de marzo de 1919.
(3) Publicada en Grecia,. II. número 22. 20 de julio de 1919.

23 comentarios:

PedroC. dijo...

Buen amigo Onda, el Sur tiene nombre "claro que si" cada cual le ponemos uno, muy nuestro.
Como tambien tiene aroma, color, sabor y sentimiento.

Mi Sur es, relajo, calorcito y brisa, fresquito y lumbre, una flor perfumada, mil tonos verdes, agua invisible, fruta, vino, el amor de mi vida.

Mi sur, esta allá donde me siento mas íntimamente feliz, por eso, puede ser, que un Sur así, este siempe al norte.

Un Abrazote.
PedroC.

Gemma dijo...

ONDA,

El Sur de Rafael Cansinos es sencillamente emotivo, sentimental, pasional, vivo, latente, perenne...

Evidentemente he sentido su hálito inflamado desde mi Norte.

Disfruta de esa mano enteramente abierta y de ese velo rasgado.

Tendré que agenciarme algo más de Cansinos, me ha encantado.Gracias por este descubrimiento y por acercarnos tú Sur más querido.

Un fuerte abrazo. Disfruta de ese punto cardinal, de ese viento...de ese nombre que esconde una dulce anatomía.

G.

Cuidadora dijo...

Como sureña, te agradezco el homenaje a la tierra.El urbanismo salvaje se ha llevado por delante muchos rincones del sur pero Sanlúcar, en ciertas zonas, sigue conservando todo su sabor. ¡Felices vacaciones!

Cuidadora dijo...

Como sureña, te agradezco el homenaje a la tierra. El urbanismo salvaje se ha llevado por delante muchos rincones del sur, pero Sanlúcar, en ciertas zonas, sigue conservando su sabor.
¡Felices vacaciones!

Alfaraz dijo...

Ahora ya sabemos que tu querencia sanluqueña proviene del mismísmo Adriano.

Y la "esponja empapada en dulzuras" de Cansinos la podremos empapar ahora en cualquier caldo de Barabadillo, un Castillo de San Diego, por ejemplo. Que una copa sea a nuestra salud.

.

ONDA dijo...

Pedro es cierto el sur, como estado anímico propicio para pensar puede estar en cualquier lugar y que no disfrutes,

Un fuerte abrazo

ONDA dijo...

Gemma
Cansinos Assens otro gran desconocido de esa pléyade de algo más que literatos de finales de los primeros años del siglo XX.

Auténtica edad de plata de nuestra literatura incluso la anterior al movimiento del 27.

Dulce anatomía...muy bello

ONDA dijo...

Cuidadora un placer evocar tu tierra...
Y que las tuyas si no lo han sido ya que lo sean.
Un abrazo

ONDA dijo...

Si no está mal para ir "haciendo madre" como dicen por allí esa copa con la que tenemos que brindar por la tropa adrianesca

Dime si ya conseguiste la antologia para encargarte una la proxima vez

José Luis Garrido dijo...

Aunque tengo a parte de mi familia allí, desgraciadamente, no podré ir este año. Te deseo lo mejor y acuérdate de los amigos y bébete una buena manzanilla. Sanlucar es posiblemente uno de los pocos lugares esenciales del sur.

Un fuerte abrazo.

ONDA dijo...

Estimado Jose Luis:

Es cierto eso que dices de que Sanlucar pese a todos sus tragines es uno de los lugares esenciales del sur bonita frase.

Lastima que este año no puedas disfrutar de aquello y me tomaré una botella de manzanilla compartida sentimentalmente con amigos como tú.

Yo soy más bien de SOLEAR pero otras tampoco son malas.

Un abrazo y me alegro de que al menos haya trasladado tu mente por unos instantes a aquel lugar de la mano de estas tres sevillanisimas almas.

Alfaraz dijo...

No la tengo aun Ignacio. Un ejemplar de una biblioteca de la Comunidad de Madrid ha estado más tiempo en mi casa que allí, y vuelvo por él cada cierto tiempo.

Me conformo con que me digas como conseguirlo.
Ya después del verano, claro...

.

Mery dijo...

Qué bella apología del sur, del descanso y la belleza de su luz, en todo su esplendor y colorido.
Me alegra saber que pasarás unos días alejado del centro, de esta ciudad nuestra tan calurosa y ruidosa cuando llega el verano.

Como siempre leerte es un placer porque acompañas tus pensamientos con toda una retahíla de reseñas, a cual mas certera y peculiar.

Que tengas un feliz verano, Ignacio

Un fuerte abrazo

Novicia Dalila dijo...

Querido Onda,
Hace ya un año que nos conocemos... ¡¡¡Cómo pasa el tiempo¡¡¡
Y recuerdo cuando nos anunciaste que te bajabas al Sur, y ayer, cuando ví en la tele las carreras de caballos en la playa, me acordé de tí igual que hace un año, y te busqué entre la gente, igual que entonces...
El SUR es un nombre precioso, pero no es lo que me hace a mí tener esta querencia a bajar siempre que puedo, que por desgracias son pocas veces... Es su luz, es su olor, es su ruido, es su gente, es su sol, es su arena... NO me importa como se le llame, siempre me tirará el sur.

Un beso y felices vacaciones, Onda. Disfruta a tope y a la vuelta, cuéntanos :D

ONDA dijo...

Alfaraz cuenta con un ejemplar a al vuelta del verano, para tenerlo siempre a mano

ONDA dijo...

Gracias Mery espero que tu también estes a punto de disfrutar de tus vacaciones o si lo has hecho ya que te tomes con calma el reencuentro con la vida cotidiana, que es en definitiva a la que nos tenemos que adaptar.

ONDA dijo...

Novicia:
Este año se ha pasado ya el primer ciclo de carreras los tres primeros dias de agosto lo que no sucedía desde hace muchisimos años, en el segundo ciclo allí estaré de tarde y de noche hasta que el cuerpo aguante.

Ayer buen día en la playa de la Ballena que es la que esta mas cerca me refiero a otra distinta de la de Sanlucar.

Un beso gaditano

Olga B. dijo...

Para mí el Sur es nostalgia de otro mundo, otro viento, otros olores. "Vuela una lejana vela", eso es, qué verso tan sencillo y redondo.
Una preciosa entrada, Ignacio.
Disfruta mucho del verano, de los tuyos y de Sanlucar.
Abrazos desde el Norte.

ONDA dijo...

Querida Olga:
Con el deseo de que conozcas esta tierra te mando un saludo desde aqui esperando que tu tambien disfrutes con los tuyos de una placenteras vacaciones

Morgenrot dijo...

Es curioso, estimado Onda, pero desde el inicio el lugar que se me vino a la cabeza no fue otro más que Sanlúcar de Barrameda.

Bellos escritos.

Espero que el verano haya ido bien.

Un abrazo

ONDA dijo...

Me alegro de tu intuición estimada Morgenrot...
Un sitio que si no fuera por el ruido, la suciedad, y los olores, y el caos y unas cuentas cosas más sería un paraíso, ahora sólo lo es a medias.

Pero estuvieron preciosas las carreras de Caballos, las bodegas, la manzanilla, las frituras, y las tapas frente al coto y la gracia de la gente andaluza, eso afortunadamente perdura.

Un fuerte abrazo.

Antònia dijo...

Hola Nacho!
Para mi el Sur es un cambio radical.
La libertad de los veranos de mi infancia, de los veranos cálidos e inocentes de un niña.
Es el retorno a mis raices de la mano de mis padres a la casa de mis abuelos. Durmiendo en las cámaras de la casa sobre dos o tres colchones, revuelta con mis hermanos y mis primas.
Es el olor a albahaca crecida en el huerto, a los lados del estanque; fragante con el frescor de la tarde, envolvente como una caricia y profunda hasta marcar mi corazón para siempre.
El Sur es mi infancia, y mi ahora. Es mi partida y mi regreso. Y es el camino que ahora me lleva al lecho eterno de mi amada madre.

Pero el Sur este año me ha dado algo más... Me gustaría que leyeses mi entrada "Ulises" y así sabrás de qué se trata.
Un abrazo!!

ONDA dijo...

El Sur como un lugar especial esté donde esté, parece que siempre tiene un momento para nosotros y que está ahí esperándonos.

Tu descanso en ese lugar manchego sin saber exactamente cuál es me trae también a mí evocaciones de mi infancia, cuando pasaba parte del verano en casa de mi abuelo.

Y esas cámaras verdaderas cuevas de Alí Baba, espacios inmensos utilizados de trastero, granero y en tu caso también como lugar de esparcimiento y gozo como en tu caso.

"Camaras" ese es el término que utilizan allí para lo que el otro sitio pueden ser desvanes o buhardillas....
Y el huerto, y la acequia o la balsa donde nos bañabamos porque por esa zona no existián entonces las piscinas, años 6o y comienzo de los 70.

La Mancha que tan bellamente ha evocado este verano Antonio García Barbeitio en su poema en prosa "Mancha de Luz" en el ABC de 20 de agosto.-

Esas tardes interminables de la Mancha, donde el aburrimiento se mezclaba con el descanso y donde a ciertas horas como dices no se podía ir a ningún sitio por el sol abrasador que chocaba con la cal de las fachadas; y las viñas verdes y los pinares, campo venerado por los agricultores del lugar tan sacrificados y tan poco reconocidos...