miércoles, 14 de julio de 2010

MOMENTO FELIZ

--------------------Foto de Francisco Lucas. Torrevieja.Verano 1963 ?





Al cabo de 47años llega a mis manos esta fotografía. Seguramente mi madre estuviera entonces "en estado de buena esperanza" como se suele decir. Si esto es así se podría decir que tiene más o menos mi edad biológica. Y llega después de todo este tiempo a mis manos por medio de su autor, que vino desde Cieza con su esposa Mari Carmen para compartir unas horas con los hijos de sus queridos amigos Ignacio y Lola.

Quería revivir con nosotros los tiempos en que colaboró con mi padre como abogado y no paraba de contarnos anécdotas de aquellos años. Nos hizo muchas fotos que nos ha vuelto a revelar al cabo de cuarenta y siete años. Conocía la mayoría pero nunca había visto ésta en la que parece ser que yo ya estaba en el seno materno con apenas unos meses.

Y pienso sin poder dar fe de ello en ese instante, en que yo ya era. Pero sólo me sentía mi Madre. Sólo ella y yo en ese micromundo que debe ser la gestación.

Mis padres rebosan felicidad y allí estaba en bueno de Paco Lucas para dar testimonio de ello. Fotografía que se me ha aparecido como por arte de magia.

Esta junto con otras forma parte de una exposición en su ciudad natal. Y como dice su autor al final de esta entrevista

"Como yo digo, la fotografía permite captar instantes que, cincuenta años después, son recuerdos inolvidables"

Y esta en concreto para mí lo es un recuerdo que no puedo recordar aunque vivido.

18 comentarios:

Ingrid dijo...

Pues momentos así, vale la pena capturarlos.

Entrañable D.Paco Lucas. Menudos recuerdos te debió traer. Y su vida parece muy interesante, en todos los niveles: familiar, creativo, profesional...

La foto me trae recuerdos familiares. Mi abuela solía ponerse el pañuelo como tu madre cuando se avecinaba aire; estuvo muy de moda también. Qué tiempos! me encanta contemplar fotos familiares. Ahora con lo del ordenador se ha perdido bastante el poder comentarlas como antes, durante una sobremesa familiar.

Es bonito pensar que estabas allí, en su seno materno.

Y como dice D.Paco, con los colorines del photoshop se ha perdido mucha calidad, una buena imagen debe resaltar la naturalidad, para nada, matizarla o enmascararla artificiosamente.

La anécdota de la Nikon, me ha parecido curiosa.

Pues casi que he estado en esa playa...

Hasta pronto.

Alfaraz dijo...

Tengo comprobado que cuanto más cotidiano es el gesto, más poder evocador tiene una imagen: una fotografía de estudio nunca podrá compararse a esta que nos enseñas.
Por cierto, tu madre muy guapa.


.

ONDA dijo...

Gracias Ingrid por tu comentario.

Efectivamente Paco Lucas en una persona muy entrañable; además de esas maravillosas fotos nos trajo una fruta riquísima como la que no se encuentra en Madrid.

Y un gran fotografo, agricultor, empresario y muchas cosas mas.

Y recuerda con mucha felicidad aquellos años.

ONDA dijo...

Querido Alfaraz:

Gracias una vez más razon tienes cuando te fijas en como lo cotidiano y con buen gusto se eleva a la categoria de Arte.

Mi madre era poseedora de una belleza natural. Ni buscada ni fingida.

Y sobre todo bella de alma.

Un fuerte abrazo

Mery dijo...

Estoy segura de la emoción que sientes viendo esta foto.Imaginarte en el vientre de tu madre, en íntima comunión, cuando en tu mundo inconsciente sólo existía ella y ella era la única en sentirte a tí.
No sé por qué la década de los 60 siempre me resulta felíz, sobre todo cuando veo instantáneas de este tipo, familiares, relajadas.

Cuántos momentos felices habrán vivido los que ya no están con nosotros.
Un beso, es una entrada preciosa

ONDA dijo...

Querida Mery:

Como verás en este caso el mérito es del autor de esta preciosa fotografia con la que sobran las palabras.

No la había visto antes de que me fuera entregada por su autor, y pese a que es muy íntima decidí colgarla.

Los sesenta me traen muy buenos recuerdos, por ser quizá los primeros de mi vida.

Un abrazo y gracias por tus palabras, como siempre.

Cristina dijo...

menudo regalo te han hecho, ¡tu primer verano, sin que tú lo supieras! Las fotos tienen el poder de llevarnos a momentos que no vivimos, y tus palabras también. Un momento feliz, verdaderamente, se les nota en la cara.

ONDA dijo...

Un regalazo Cristina. Tienes toda la razón.
Yo creo que de ese momento tan feliz también disfrutaría yo...
La madre contagia al nasciturus sus vivencias.
Por eso ahora me arrepiento yo de no haber dado a mi mujer tanta felicidad como se merecía en su embarazo.
Estaba muy angustiado por su triple embarazo.
Si comparo ese verano con el que se les nota a mis padres la diferencia debió ser mucha.

Un beso querida amiga este verano nos volvera a separar el Guadalquivir me encantaria hacer una excursión a Punta.
Dios quiera que lo pueda hacer y enseñarles a mis hijos la tierra donde nació su abuela Lola.

Cristina dijo...

pues nada, allí estaré, confundiéndome con la arena, si haces la ruta adrianesca-onubense me avisas, ya sabes que mis niños tienen entre sus lecturas el pajarito sabio (dedicado por un tal ONDA)

Gabrielle Dupré dijo...

Onda, hace bastante no entraba de nueva cuenta en este maravilloso blog...

Y lo lamento, pues es una delicia leerte y saberte tan sensible.

Esta entrada me ha parecido por demás tierna... la foto es maravillosa, el traje de baño de tu mamá es precioso... no se ve que estuviese gestando... que padre revivir estos momentos... únicos, después de estos años, la conservas en buen estado: eso es cuidar las cosas con amor.

Felicidades Onda, espero retomar tu espacio.

Grandes y sentidos saludos!

ONDA dijo...

Querida Cristina:
Gracias por tu ofrecimiento me encantaria ir a Huelva este año, ya veremos si nos podemos escapar.

Felices días arenosamente soleados.

Espero que tu madre se encuentre bien.

ONDA dijo...

Estimada Gabrielle:

Gracias por tu visita que devolví pero parece ser que no se registró mi comentario.

La foto efectivamente es muy emotiva para mí, pero la conservo tan bien porque me sacó una copia recientemente su autor despues de más de 46 años.

Verlo para creerlo.

Un placer tambien leerte a tí.

WODEHOUSE dijo...

Pues no difiere mucho de los chambaos que había en la playa de Torreblanca (cerca de Fuuengirola) donde siempre hemos ido. Como había menos gente cada toldo era de una familia, para toda la temporada que duraba el verano.
Hermosa foto. Yo tengo otra del mismo año más o menos en la que etá en el microcosmos soy yo.
Trillizos? Qué barbaridad! Sois unos héroes, es claro.un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Onda.

Es la primera vez que entro en este blog, lo cual he hecho porque hoy he comprado en un mercadillo de Madrid un libro que perteneció a su abuelo. Y me ha picado la curiosidad.

Se trata de "Luna y sol de marisma" de José Más, el cual incluye la dedicatoria:

A ese maravilloso poeta y a ese niño grande que se llama Adriano del Valle.
Atentamente
Pepe más
Madrid 1941

No se cómo habrá ido a parar a este puesto de libros.

Sin más, un saludo.

José María

Militos dijo...

la foto es deliciosa, entiendo tu ilusión, probablemente sea tu primera fotografía, tu primer testimonio de estar en este mundo.

También vengo a pedirte perdón porque hace más o menos un año, prometí publicar en mi blog algo de tu querido abuelo Adriano del Valle y entre unas cosas y otras no lo he hecho hasta hoy, a pesar de todos los datos que tomé de ti y de wodehouse, pero la verdad es que me intimidaba hacerlo por miedo a no saber.
Te ruego que si me he equivocado en algo me corrijas sin miramientos.

Te dejo la dirección:
/Loreto1945-Militos.blogspot.com/
He intentado hacerlo con todo respeto y cariño hacia un poeta que admiro entrañablemente.

Me encantó conocerte, Onda, un beso

ONDA dijo...

Estimada Wodehouse:

Te agredezco mucho tu visita y tu recuerdo.
Es verdad que las playas estaban menos concurridas que antes. Pero a la vez ahora a la gente le da por ir al caribe dicen que sale casi mas barato que irse a otro lugar de España.

Yo he tenido un veraneo muy familiar; me espantan las colas y los incidentes de los aereopuertos...Prefiero seguir viajando en coche.

Un beso y espero que hayas regresado descansada y feliz.

ONDA dijo...

Estimado Jose Maria muy poco se de José Más que colaboro también com o mi abuelo en Grecia, en 1918 por lo que su amistad aún seguia viva cuando le dedicó un ejemplar de ese libro, que desafortunadamente salio de la biblioteca de mi abuelo .

Lo ideal es que cuando murió se hubiera hecho una fundación. Mi abuelo ´donó algunos manuscritos a la Biblioteca Nacional.

Yo tambie´n conservo algunos ejemplares dedicados a mi abuelo, Lo ideal sería unirnos todos para que no vuelva a pasar lo de encontrarlos en una libreria de antiguo a la venta.

Lo bueno es que ha caído en tus manos querido amigo y que te has interesado por la figura de mi querido abuelo, al que no conocí y trato ahora de conocer.

Un abrazo.


Te dejo un enlace que he encontrado sobre tu novela ya lo conocerías quiza:

http://cvc.cervantes.es/literatura/cauce/pdf/cauce03/cauce_03_009.pdf

ONDA dijo...

Querida Militos:

Te agradezco muchísimo el homenaje que has dedicado a mi abuelo en tu blog que leí inmediatamente y que comentaré en tu blog para hacerte alguna pequeña puntualización.

Gracias por tu interés y tiempo y me alegro que este blog en alguna medida te haya ayudado a publicar tu magnífica entrada.

Un beso