jueves, 9 de octubre de 2008

LOST IN BOSTON

" A place that is, above all, memorable; a city that feeds all the routine sens of touch, sight, sound, but especially, a city that is a sight for de eyes ".

Jane Holt Kay. Lost Boston. 1980.


Este libro es un intento de recuperar por medio de fotografías y testimonios, lo que fue esta maravillosa ciudad desde sus comienzos 1630 hasta 1930. Para que el Boston perdido regrese a los lectores. Algo parecido hizo Joaquín Romero Murube con "Los cielos que perdimos" rememorando una Sevilla con menos espacios abiertos, a medida que se construían grandes edificios que de alguna manera ensombrecian la ciudad.

A mi regreso me he perdido mentalmente en este libro disfrutando de sus fotografías y entendiendo entrecortadas frases del texto. Pero antes me había perdido físicamente durante cinco días en el Boston de hoy, una de las ciudades que más me ha enamorado, como me pasó con Sevilla, la primera vez que la pisé.

Andaba yo buscando alguna frase célebre que resumiera la idea de la satisfacción que nos produce encontrarnos con una situación dichosa sin haberlo planificado antes; la contraria a la que se produce normalmente con las vacaciones o con un viaje planificado con mucho tiempo de antelación. Y las musas me brindaron esta ésta:

" Lo bueno si inesperado dos veces bueno ".

¿No os ocurre en ocasiones que estáis pensando que llegue un día concreto, para disfrutar de un evento, o que comience un viaje que os ha hecho soñar y finalmente no responde a vuestras espectativas? .

Por eso cuando uno se encuentra casi de repente con la posibilidad de viajar a Boston, recibe el don de lo inesperado. Podría haber convertido esa situación en anhelada, imaginándome una y mil veces la ciudad, pensando en lo que haría, en las zonas que visitaría, incluso en alguna excursión a los maravillosos enclaves costeros del estado de Massachusets. Pero esta vez no. Quería ser sorprendido para bien o para mal.

Apresuradamente busqué algún librito que me hiciera compañía y casi milagrosamente encontre " El libro del hombre de bien" de Benjamín Franklin, que precisamente había nacido en Boston en 1720, de alguna manera estaba ya percibiendo "el espíritu norteamericano". Allí se levantaron los primeros colonos dando el primer paso de la Independencia, con los primeros disparos dando lugar a la matanza de 3 de marzo de 1.770; y el famoso "motín del té" en diciembre de 1.773 cuando sus vecinos invadieron por sorpresa tres navios británicos arrojando al mar 343 cajas de té como protesta por el impuesto

Ese estusiasmo contenido antes de pisar la ciudad quizás predispusiera mis sentidos a quedar maravillado, cuando dimos el primer paseo que nos llevo primero a la Public Library y más tarde a cenar en Stephanie´s en Newbury¨s Street, una de las calles mas chics de la ciudad, con edificios bajos estilo inglés, con escapartes elegantes, que combinan con pequeñas terrazas, que dan a la zona un aire entre animado y elegante.

Cuando uno llega a Boston, enseguida tiene la tentación de montarse en los trolleys que permiten subirse y bajarse decenas de veces en cada lugar estrategico o puntos de interés de la ciudad; y a unos pintorescos anfibios que recuerdan a los de la II Guerra Mundial. También, como no, está el tren de San Fernando, que "unas veces va a pie y otras andando". Incluso con esta modalidad se puede también recorrer un circuito histórico, siguiendo una curiosa linea roja, que accede a los sitios históricos de la ciudad. Es el Freedom Trail.

Yo dejándome llevar por lo "inesperado" me propuse comenzar a caminar sin rumbo fijo, sin importarme que realmente me perdiera y estuviera "lost in Boston". Creo que tampoco es mala filosofía esa para visitar una ciudad, dejar que te arrope, que te envuelva, sin intentar dominar la situación. Dejarse llevar por su aire, por sus sonidos, por su gente, saber que cuando el estómago te avise te tienes que parar a comer hasta regresar al hotel. Pero nada más.

Boston además es una ciudad relativamente pequeña que hace que ese "perderse por sus calles" lo sea agradablemente, sin ninguna complicación. Sin pretender "verlo todo" pude acceder a casi todas las zonas "más interesantes de la ciudad".

La primera sensación es la convivencia de distintos estilos arquitectonicos pero de una manera armoniosa. Iglesias neorománicas rodeadas de pequeños jardines se anteponen a los grandes edificios de oficinas, que comenzaron a levantarse en la ciudad a comienzos del siglo XX. Los grandes barrios residenciales de Back Bay, Beacon Hill, South y North End se mantienen con el mismo estilo con el que nacieron.

La pequeña península se comunica con las zonas alejadas del Sea Distric que no llegué a visitar y con Charlestown, pequeña excursión en un pequeño trasbordador desde el embarcadero al pie del "New England Aquarium" pegado a la zona de Atlantic Avenue. El viaje resulta emocionante por la panoramica del "skyline" y la llegada al emblemático Uss.Constitution uno de los legendarios "old ironsides", que fue salvado de la chatarra gracias a la movilización de los vecinos que abrieron una suscripción popular para el proyecto. Desde este distrito resulta una pequeña aventura atravesar Charlestown Brigde, que "tiembla como si estuviese vivo" con el peso de los vehículos que cruzan de uno a otro lado.
Ya en el North End se puede disfrutar de "Little Italy" con locales típicamente italianos que testimonian la importancia de este pueblo en aquélla ciudad. Con su "Old North Churh"; la casa y la plaza de Paul Revere uno de los personajes más famosos de la Historia de la Ciudad debido a sus arriesgadas cabalgatas haciendo de correo en la Guerra de la Independencia.

Sorprende el importante centro de negocios, compuesto por impresionantes edificios de principios de siglo que se ven superados en altura por otros recientes y que nos recordaron enseguida a Nueva York, pero menos intimidatorios. Muy cerca de allí el Faneuil Hall Market Place con coquetas tiendas de souvenirs frente al Quincy Market con decenas de locales de fast food. Nada recomendable para estómagos delicados.Desde el "Old State House" fue leída la Declaración de Independencia de los Estados Unidos en 1776. Un pequeño pero coqueto edificio que se nos antoja como una casa de muñecas frente a las mastodónticas torres de cristal. Hacia el este a pocos minutos la esquina de King´s Chapel y la ParK Street Church junto al pequeño cementerio "Old Granary Burial Ground" donde permanecen enterrados algunos de los mártires de la guerra frente a los ingleses. Otro de los sentimientos que se respiran en Boston es el respeto por los antepasados, por los grandes mecenas y genios de la ciudad pero también por la enorme cantidad de gente que dio su vida para formar un país independiente. Estos pequeños "cementerios jardines" quedan incorporados a modo de pequeños parques en el mismo centro de la ciudad.

Respeto y seriedad fue lo que me transmitió la "State House" sede de los representantes del Estado de Massachusset. Al entrar en lo que podríamos llamar el "hemiciclo" tuve la sensación no se por qué de que allí la clase politica es más responsable de sus actos y sobre todo más independiente.

Estos últimos sitios de los que os he hablado están ya en la zona de Boston Common que se puede decir que es la semilla de la ciudad, desde donde creció hacia 1630. Antiguo erial pasto del ganado de los primeros colonos hoy es un parque tranquilo fronterizo con la emblemática Beacon Street donde se ubica en mítico Cheer´s lugar sagrado para los amantes de aquella serie y una de las calles más elegantes de la ciudad con mansiones adosadas unas a otras.
Desde esa misma calle más hacia el este y bajando los cruzamos con la impresionante Commonweath Avenue, con las calles Newbury, Boliston y Sant James al pie de la impresionante John Hancock Tower, el edificio más alto de Boston desde su construcción sustituyendo a la mítica Prudential Tower, un sitio excepcional para tomar una panorámica de la ciudad desde el Skywalk Observatory en el piso 52 "The first place to see Boston" aunque yo para ir contra corriente fue el último lugar que visité antes de recoger las maletas.
Boston es vecina de Cambridge donde esta ubicada Harvard University, que no pude visitar. Tampoco otros muchos lugares y rincones de interes como el Museum of Fine Arts que es el santuario de los impresionistas americanos como Sargent. Me hubiera gustado emocionarme en un partido de los Red Sox o de los Celtics y desearía hacerlo dentro de algunos años con mi hijo, si Dios me da salud y fortuna para ello. Hay otros muchos rincones y sensaciones que quedaron en el tintero, perdidos hasta que alguien las quiera rememorar. o

De momento me conformo con cerrar de vez en cuando los ojos y perderme esta vez con la mente en los rincones de aquella maravillosa ciudad.
------------------------------------------------------------------------------------------------

36 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno Onda,
Yo hace tiempo que dejé de esperar mucho y debe ser por eso que todo lo que me encuentro, por insignificante que sea, me ilusiona.
Me alegra que tu visita a Boston haya sido tan emocionante, que hayas podido disfrutar tanto de todo y absorber como una esponja todo lo que te has encontrado.
Te agradezco que nos lo hayas transmitido tan detalladamente y tan bien documentado.

Un beso y gracias
Dalila

ONDA dijo...

Gracias por tu visita; realmente ha sido un viaje emocionante, por lo inesperado pero también por el desconocimiento que tenía sobre esta memorable ciudad.
Dude si incorporar algunas de las fotos que realicé pero supuse que sería mejor asi teniendo en cuenta los enlaces que os dejé. que trataré de completar.

Otro beso para tí.

ONDA dijo...

Acabo de reconfigurar el enlace The Feedrom Trail, ahora ya os podeis dar un paseo virtual por su recorrido con los sitios historicos de Boston,

Perdonad.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Gracias por esta amena caminata por Boston. Tus recuerdos han evocado otros míos, igualmente gratos. Tampoco yo pude dedicarle todo el tiempo que hubiersa deseado. Otra vez será. Tu texto invita al regreso.

ONDA dijo...

Creo querido Antonio que Boston atrapa al que la visita de tal manera que uno siempre está deseando "volver a Ella" como ocurre con Sevilla, de la que muchas cosas bellas escribió mi querido abuelo, en prosa y en verso.

Gracias por honrarme con tu visita y comentario y como ya te dije por la reseña en tu blog "Fuego con Nieve".

Provoca en mi una sonrisa cuando escucho que Boston se ve en "dos días"...

Seguimos en contacto.

maria dijo...

Querido Onda:
Te sigo desde el principio del blog, como una espía y no entendía que podia pasar que no admitias mis comentarios, sobre la importancia del blog, la perdida de seres queridos, del Sur, de la comunicación entre almas, hasta que una vez más ,Cristina me salvó de mi ignorancia técnica y aquí estoy una vez más esperando comunicarme contigo.
Gracias por llevarnos a Boston.
Hablas también de lo fantástico que es encontrarte en una situación feliz sin esperarla y eso es algo que si abrimos bién los ojos nos pasa muchos días.
En mi caso, por casualidad, sin esperarlo me encontré con unas mujeres maravillosas en Sevilla, sin esperar nada ampliaron mi mundo emocional y culturalmente hablando, mediante su blog, me encontré sin esperarlo con el nieto de un poeta que me abrió el mundo maravilloso de Adriano del Valle, que me envió una perla. Todo esto sin ninguna espectativa, sin buscarlo, sin planearlo, sin esperarlo. Y así, creo que sucede con muchas cosas en la vida, solo hay que tener los ojos y los brazos bién abiertos para recibir con cariño e ilusión lo que la vida nos va dando.
Espero que esta vez, los "chinitos", que están dentro del ordenador no me la jueguen y te hagan llegar mis saludos.

Maria -Norte, afortunada de conocer parte de la obra de Adriano del Valle y dueña del tesoro de una perla suya.

ONDA dijo...

Querida María:

Te agradezco más que mucho tu comentario, y ya ves que no era culpa mia que no aparecieran tus comentarios, y este primero que veo lo celebro como por todos los que no aparecieron.

Aunque mi blog se hubiera enriquecido con esos comentarios que no olvides ahora que sabes como hacerlos puedes volver a poner...nunca es tarde si la dicha es buena.

Por casualidad yo también di con el Blog Sevillano y con ese bonito homenaje inesperado a Adriano que fue una sorpresa para todos creo que fue el primer cuaderno de poesia nacido de un blog.

Estoy de acuerdo contigo en la virtud de ser receptivo de emociones bellas y buenas, cuando estas se nos aparecen como un regalo inesperado, como mi viaje a Boston.

Ciudad a la que deberíais poner en la diana las amigas del blog. Seguro que hay un club de amigas del libro en Boston dispuestas al hermanamiento; encuentros Sevilla Boston incluido.

Gracias de nuevo María Norte y lamento enormemente no ver primero y publicar despues tus comentarios.

Cristina dijo...

¡Qué bien! Tras unos días "fuera de cobertura" he entrado hoy en tu blog, y sin maleta ni nada he recorrido contigo las calles de Boston... Con lo que a mí me gustan los viajes sorpresa, ¡yo, que no me perdía un capítulo de Cheer's! y para colmo me encuentro a mi amiga María en el paseo. ¡Qué más se le puede pedir a un viaje!. Gracias, ONDA.

ONDA dijo...

Me alegro que te gustara el paseo no quise añadir fotografías aunque hice unas cuantas, quise comenzar con ese libro que compré para un amigo en una librería de antiguo, que encontré en mis pasos perdidos.
Yo no recuerdo mucho la serie seguramente la ponían cuando estudiaba notarías o en mi epoca de mili, pero allí la gente alucina hay un segundo pub como replica en una zona comercial.

Puse los enlaces el más interesante es el del Freedom Trail para que podáis hacer un paseo virtual.

Si tienes ocasion no te pierdas esta ciudad.

Y si encontraramos un grupo de damas bostonianas dispuestas a hermanarse con vuestro blog Te imaginas ?

Hoy paseando por la Feria del Libro antiguo me he topado con una novela titulada así "Las Bostonianas".

Gracias siempre a tí por tu visita Cristina.

Mis mejores deseos para tu madre.

aviraneta dijo...

El viaje de la vida se encuentra flanqueado por innumerables señales que generalmente nos pasan inadvertidas por simple falta de atención. La contemplación de estas señales a través de la actitud adecuada es un auténtico placer. El arte en general, y la literatura en concreto, han permitido además que este placer contemplativo, a veces pueda ser compartido.
Onda, gracias por conseguirlo una vez más.
Asís

ONDA dijo...

Gracias Avinareta.

Es cierto que el arte provoca encuentros entre al alma de las personas.

Yo me he limitado a trasladaros esa pasión reciente por esta maravillosa ciudad, que despierte el interés de los que aún no han pisado esa pequeña península.

Tu comentario posibilitará que mis lectores tengan acceso a tu estupendo blog, y puedan a la vez contemplar tu deliciosa obra esa si de arte.

Cuidate.

Mery dijo...

Siempre he oído hablar maravillas de Boston,y es sin duda una de mis futuras visitas, mas después de percibir tu entusiasmo.
Creo que has tenido una serie de "serendipias" encadenadas (digo esta palabreja al hilo de mi penúltima entrada, que aún me retumba). Pero en serio, tus encuentro fortuítos y magnos así me lo hace pensar.
Un abrazo

ONDA dijo...

Esas casualidades de las que hablas, no llego a enlazarlas con mi viaje, que fue eso sí inesperado.
Me alegro que mi entusiasmo se te contagie y no dudes en fijar esta ciudad como destino si vas a USA.

Conozco Filadelfia y Washington, en un primer viaje de estudios; Kansas City en otro viaje y Nueva YorK después. Pero ninguna es a mi juicio tan interesante y con tanta historia viva como Boston.

No lo dudes.

Explicame eso de las serendipias encadenadas ....

Lei tu entrada pero no logro relacionarla con este viaje, seguro que se me escapa algo.

maria dijo...

Querido ONDA:
Yo sueño con ir a sitios, tengo una lista y en esa lista gracias a tu crónica y a tus enlaces, Boston ocupa ahora el primer lugar.
Respecto a la "unión" con las bostonianas, no descarto nada, seguro que sale.
El mes pasado hicimos un encuentro con las del grupo de lectura de Caceres y resultó enriquecedor y divertidísimo. El próximo día 4 de Noviembre tenemos la cena de Hoy libro de Sevilla y yá tengo los billetes, el libro leído, el trabajo organizado y la maleta llena de ilusión.
Nada más decirte que me encanta colarme en tu blog.
Un beso
Maria-Norte

ONDA dijo...

Otro beso para tí:

El Jueves pasado paseando por la feria del Libro antiguo, di con un librito que se llamaba Las Bostonianas, una novela famosa.

No la compré pero me hizo gracia el título, ya te contaré algo más de ella por si merece la pena.

Celebro tu entusiamo por las reuniones en Cáceres y Sevilla.

No te arrepentirás de tu visita a Boston, además hay vuelo directo, todo el estado creo que es una maravilla, es donde más identificado me he sentido de todos los lugares que conozco de los USA tan vilipendiados ahora en España; es la inquina del envidioso o del ignorante.

Un beso rumbo al noroeste.
Lamento que mis entradas vengan lentas pero no puedo hacer otra cosa.
Gracias por estar ahí.

Joaquín dijo...

Viene muy a propósito de esta estupenda entrada, ONDA, recordar el poema "A un río le llamaban Carlos" (Charles River, Cambridge, Massachusetts), de Dámaso Alonso. Es uno de mis poemas favoritos.

Saludos!

ONDA dijo...

Estimado Joaquín:

Gracias por esa referencia que desconocía, trataré de localizarlo para incluirlo al final de esta entrada; en caso contrario te pediré auxilio "no judicial" para incorporarla o ponerla como entrada independiente más adelante con una de las fotografías; desgraciadamente no visité Cambridge que es creo desde donde mejor se disfruta el río.

Un abrazo.

PedroC. dijo...

Buen amigo ONDA, te leo de regreso tras tus saltos al charco y absolutamente entusiasmado por lo visto en aquella ciudad. Me alegro por ello, si bien yo que tengo cierto repelus a ese país grande. guardo de precisamente Boston otro diferente pero tambien buen recuerdo.

Se trata de un disco que titulado "Don't look back" que en 1.978 fue un gran éxito de ventas del grupo BOSTON, éxito al que modestamente colabore con su compra, y que de cuando en vez gira marcando ritmo a mi nostalgia musical, de cuando la música moderna era otra cosa muy distinta al "chunta chunta, pum pum", chunta chunta, pun pum...

Quizás la recomendación de la letra de la canción, era todo un vaticinio "No mirar hacia atrás"

Un abrazo.
PedroC.

ONDA dijo...

De vez en cuando es imprescindible mirar atrás, para no cometer los mismos errores sobre todo cuando de destrucción se trata querido amigo.

Creo que es lo que pretendió el autor del libro Lost Boston que compré para un amigo y cuyo retraso en la entrega me favorece.

No me olvido de tu Telefonía que pronto saldrá para la Rioja.
Por cierto tengo un asunto en Logroño aunque de momento no necesita mi desplazamiento.

Un fuerte abrazo

ONDA dijo...

Por cierto muy bueno el tema, nos devuelve a aquellos 80.

Pongo el enlace via comentario:

http://www.youtube.com/watch?v=0EaNu4vxFjU.

Tu repelús a ese país lo entiendo pero la ciudad es espléndida, es memorable como dice la cita del texto.

Cuidate.

Pedro Crespo dijo...

Sabor a los 80 total. No se me había ocurrido buscar el la red ese tema, hay que ver lo que da de si esta maraña digital.

Si te hace falta alguna gestión por esta tierra y te puedo ayudar, solo tienes que decirme como.

Un Abrazo.
PedroC.

Alfaraz dijo...

Ignacio, con estas descripciones dan ganas de escaparse para allá unas semanitas por lo menos.

Y al hilo del comentario de Joaquín, puede que Dámaso Alonso tambien hubiera pensado que "Boston es una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las últimas estadísticas).

.

ONDA dijo...

Gracias Pedro por tu ofrecimiento, si necesitara algo ya te lo diría porque no conozco a practicamente nadie en Logroño.

Alfaraz, creeme que esa ciudad es maravillosa; no entiendo muy bien lo del millón de cadáveres.
Me gustaria una aclaración

Alfaraz dijo...

Ignacio, era por hacer un simil Madrid-Boston a propósito de aquel verso de Dámaso Alonso "Madrid es una ciudad de más de un millon de cadáveres..."

Salu2.

.

Anónimo dijo...

Estoy segurísima de que Boston es tan alucinante como nos has contado Nachete, pero....¿No te parace que llevas ya demasiado tiempo perdido???
Anda, actualiza, que tengo mono ;)

Un beso
Dalila

ONDA dijo...

Alfaraz te agradezco la aclaración; lo que´leí de Boston era que superaba los 700 habitantes pero seguramente con Harvard, y Charlestown, superará el millón.

Pero es una ciudad importante con independencia de los habitantes; esa es la sensación que da; no le encuentro parangón con ninguna española.

Cierto que sigo perdido, Dalila y no se como voy a encontrar la salida. Besos.

Cristina dijo...

pues a ver si la salida la encuentras en otro collage, o en un poema de tu abuelo de esos que tanto nos gustan, o en una de esas historias familiares que tan bien nos narras... (yo, como Dalila, también estoy un poco cansada de estar en Boston... ¡quiero más!)

ONDA dijo...

La salida la he encontrado pero no se si publicarla o no Cristina, no se si te gustará porque....

!apareces tú!

Si me das tu autorización, claro...

ONDA dijo...

La salida es en efecto una vez más algo familiar ya está en la imprenta a falta de los últimos retoques. Por fechas quizás conviniera mejor mañana pero creo que la publicaré hoy.

maria dijo...

Mi corazón está impaciente. ¿ Es posible tener "mono" de algo que ni siquiera sabías que tenías adicción?.En mi caso creo que está claro, me he hecho adicta a tu blog.
Un beso y que no te abandonen nunca tus musas
Maria-Norte

Cristina dijo...

tengo una mezcla entre rubor y curiosidad! no sé si decirte que sí o que no... ¿qué hago? Dios! no me esperaba yo esta salida!

Cristina dijo...

nunca he estado más ansiosa esperando una entrada... me siento como un niño la noche de los Reyes Magos

Bolero dijo...

Hace poco conocí a una persona q me habló con el mismo entusiasmo q tú de esta ciudad
Será preciso anotarla en las páginas de viajes

Esta persona viaja, por ver edificios, quedó maravillado

muakkkkkkkkkk

ONDA dijo...

No lo dudes Bolero, creo que es una ciudad única en todos los sentidos.

Daniel Prado dijo...

A mí Boston es una de las ciudades que me más me ha gustado visitar, ya que está llena de encanto, cultura e historia, a mí vuelta me he currado una mini-guía de viajes....

Os dejo el enlace, ya que supongo que le pueda venir bien a algún lector.

Guía turística de Boston

Saludos

ONDA dijo...

Gracias marcho el domingo para alla despues de casi cinco años te agradezco mucho tu guia que me servirá de mucho